Emmanuel Gigliotti, uno de los más apuntados luego de la eliminación en semifinales de la Copa Sudamericana en manos de River, rompió el silencio y habló de todo. Luego de lo que fue su primera aparición junto a la niña que causó furor en internet explicándole al hermano por qué no debía sufrir la derrota, ahora el Puma tocó todos los temas: el fatídico penal fallado, el gol que no le convalidaron, las críticas, los duros pasacalles que recibió y su futuro en Boca.

La eliminación de la Copa Sudamericana
"No dormí la noche del partido ni la posterior tampoco. No quise hablar, pero ahora ya tenía ganas. Estoy tranquilo de las cosas que hice, no tengo nada que reprocharme".

"El vestuario estaba muy dolido, no hubo tiempo de ponerse a consolar a cada uno. Todos estábamos tristes y dolidos. Dolió los primeros días, a mi me dolió muchísimo porque también soy hincha de Boca "El vestuario estaba muy dolido, no hubo tiempo de ponerse a consolar a cada uno. Todos estábamos tristes y dolidos. Dolió los primeros días, a mi me dolió muchísimo porque también soy hincha de Boca
, pero después con la tranquilidad para ver las cosas que hay que mejorar. Tampoco creerme que soy el más hijo de puta ni el culpable de todo".

"Se terminó la ilusión que teníamos todos. Estábamos todos con muchas ganas de jugar la final, la gente también. Queríamos ganar la Copa. Eso fue lo que más dolió. Había muchas ilusiones'.

El penal fatídico
"Obviamente quedé caliente por la jugada del penal pero ya pasó, ahora a mirar para adelante. Siempre el Vasco da dos o tres nombres de los que pueden patear, pero después el que tiene confianza puede agarrar la pelota y patear. Yo me tenía confianza y fui convencido de que Barovero se iba a tirar para un lado".

"Yo me tenía confianza y la pedí la pelota. Intuí que iba a jugársela al remate cruzado, no sabía que él tenía un detalle mío que ni yo conocía "Yo me tenía confianza y la pedí la pelota. Intuí que iba a jugársela al remate cruzado, no sabía que él tenía un detalle mío que ni yo conocía
. No había nada hablado, decido yo dónde patear. Venía de no convertir con Tigre y creí que él pensaría que yo iba a patear fuerte".

"No me bajonée ni nada, al contrario, tenía más ganas de ir a buscar el partido. Estoy tranquilo por cómo jugué, no me saqué del partido después del penal. No volví a ver ninguna jugada".

"Yo no me escondí, salgo con la frente arriba porque no hice nada malo. Solamente no convertí un penal. ¿Qué me hubiese dicho como hincha? Que soy un hijo de punta por errar el penal".

El gol que le anularon
"Convertí un gol legítimo que no me lo convalidaron y queda la bronca esa. No pido que me den un gol que no fue, era un gol valido. Yo ni sabía si estaba habilitado o no, yo fui por la pelota. Después cambia el partido. Era un gol importante y legítimo, no estoy pidiendo algo que no valía".

"Después del entretiempo, antes de empezar el segundo tiempo, le dije a Delfino que no había sido offside y él me admitió que estaba habilitado pero muy fino. Yo no lo sabía me lo dijo el Burro Martínez".

El respaldo de Riquelme
"Obvio que las tomé excelente, uno siempre quiere esa clase de mimos, más de jugadores que no sólo vistieron la camiseta de Boca sino que ven bien el fútbol. Es muy lindo eso, me pone contento que hable desde la visión de jugador de fútbol y de una persona que ve al fútbol de manera increíble. Contento que haya gente que apoyé y vea la manera en que jugué. Yo tenía esa visión también".

Las críticas y los pasacalles de los hinchas
"No es lo más lindo de todo, pero creo que el hincha común me apoyó bastante. Un boludo hizo público mi teléfono y recibí muchos mensajes. Cuando vi los pasacalles me causó dolor, pero un poco de gracia también. No lo podía creer".

"Espero que el reencuentro con el hincha de Boca sea de la mejor manera, aunque nunca va a faltar la persona que insulta. No esperaba tampoco un pasacalle y estuvo "Espero que el reencuentro con el hincha de Boca sea de la mejor manera, aunque nunca va a faltar la persona que insulta. No esperaba tampoco un pasacalle y estuvo
. No sé si fue el hincha de Boca el que lo puso, pero yo estoy tranquilo conmigo mismo y no tengo problema".

"He escuchado cada gansada. Me tengo que preocupar por lo que diga la gente que me aprecia. Lo que digan los giles no me importa. Son eso, giles. El hincha de Boca me alentó siempre. La gente que entiende sabe que sólo es una jugada desafortunada".

"Al hincha de Boca sólo me queda agradecerle por el apoyo, me lo han demostrado. Un poco de perdón, pero no de mi parte sino de todo el grupo. La ilusión era llegar a la final y ganar la Copa".

Su futuro en Boca Juniors
"Yo tengo ganas de quedarme, no creo que la gente que tenga que tomar decisiones vayan a juzgar todo por un penal. Tengo contrato hasta junio de 2016. Me quiero quedar en el club, vine porque tenía ganas de jugar acá, en junio tuve la posibilidad de irme y no quise porque quería jugar una Copa internacional con el club. El año que viene tenemos la Copa Libertadores que más quiere el hincha de Boca y yo como hincha la quiero vivir desde adentro".

"Por ahí algunos hablaron un poquito demás, pero si lo que se dice es futbolístico se entiende. No se acepta, pero se entiende. Hace un año habíamos ganado con un gol mío y era rubio de ojos celestes. Ahora la culpa es mía por el penal y soy el mas feo de todos "Por ahí algunos hablaron un poquito demás, pero si lo que se dice es futbolístico se entiende. No se acepta, pero se entiende. Hace un año habíamos ganado con un gol mío y era rubio de ojos celestes. Ahora la culpa es mía por el penal y soy el mas feo de todos
... Capaz dentro de dos meses vuelvo a ser rubio de ojos celestes".

"Si hay penales los voy a seguir pateando. Como hincha de Boca me diría: sos un hijo de puta. El primer día me lo dije, ahora ya está. Entiendo al que me pueda mandar un mensaje gresivo el primer día porque es lógico, todos estábamos calientes. Ahora ya está".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia