La dirigencia de Gimnasia y Tiro aceptó la propuesta de los organismos de Seguridad -presionados por las constantes quejas de los vecinos de zonas aledañas a la calle Vicente López molestos con los clásicos y los daños recurrentes a las propiedades- de ceder su localía y mudarse al Martearena para la revancha de la fase preliminar de la Copa Argentina ante Central Norte. Por primera vez en más de 25 años, el albo no será local en el Monumental por un cúmulo de factores. Principalmente, por un problema de base que es la madre de todos los males, la violencia; flagelo que a su vez desnuda otras problemáticas: las medidas parciales y erráticas que aún no logran exterminar con los más radicalizados barras de las canchas ni sofocar las absurdas internas y la impericia policial para diagramar operativos seguros y eficaces con dos parcialidades. Pero también, porque el espectáculo futbolístico en sí está en crisis, porque el público genuino de a poco se aleja a causa de los violentos, del descreimiento y de la sucesión de fracasos sistemáticos de los últimos tiempos. Los equipos de la provincia no están en condiciones de arriesgarse a apostar por un apoyo masivo de sus seguidores ni de resignar la caudalosa porción de una recaudación. Esto es lo que le ocurrió a Gimnasia luego de la paliza que el albo le propinó el pasado domingo a Juventud en el arranque del Federal A. La recaudación no fue la esperada (pagaron su entrada no más de 4 mil personas), lo que obligó a los dirigentes del albo a ceder su localía en el Gigante, para cumplir con la condición que había establecido el organismo de permitir la presencia de dos hinchadas en un clásico, únicamente en el Martearena. En definitiva, se confirmó que la revancha copera entre millonarios y azabaches se disputará el jueves, a las 22, en el mundialista, con ambas hinchadas. Ahora, el gran desafío de la Policía será no repetir el papelón del primer partido. Para esta ocasión, en principio, los albos se acomodarán en la popular sur y en la platea sur; y se evitará que sean nuevamente “rodeados” por las dos facciones enfrentadas del cuervo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia