Gimnasia y Tiro, el del presente auspicioso, inspirado y goleador en el torneo Federal A, quiere seguir de racha y finalizar, incluso, puntero la tercera ronda de partidos. Para que ello ocurra, el albo, que es más puntero que nunca tras vencer a Altos Hornos Zapla en Palpalá, deberá ganarle mañana a San Jorge en el Gigante del Norte y aguardar que el escolta resigne puntos para extender así la brecha a siete y ocho puntos y que la propiedad de la cima no corra peligra para el millonario en las próximas dos fechas (en la decimocuarta fecha el equipo de José María Bianco tendrá libre y en la decimoquinta visitará a Concepción Fútbol Club en Tucumán).
Pero al margen de la necesidad de sentirse más fuerte y de cortarse solo, el albo, de una campaña casi impecable desde los números, con una parábola ascendente en cuanto al rendimiento colectivo, pero aún en busca del equilibrio añorado por el Chaucha (es el equipo más goleador, pero también recibió cinco tantos en los dos últimos partidos), deberá enfocarse solo en el partido de mañana, en el reencuentro ante su gente en el Gigante del Norte luego de la fiesta y del 5-3 ante Juventud hace siete días.
Para recibir al penúltimo de la Zona 5, el estratega del millonario optará por el retorno de una pieza que supo ser fundamental en el engranaje y que no faltó nunca a la cita de once hasta la gran victoria con el santo: Pablo Motta, quien viene de purgar la suspensión de una fecha por acumulación de amarillas, retornará en reemplazo de uno de los integrantes del tridente de ataque que viene dulce y se las trae: Luis Silba. Esta será la única variante nominal en Gimnasia para estirar la buena racha en casa ante el expreso verde. En definitiva, el albo formaría mañana con: Darío Sand; Agustín Bellone, Facundo Vega, Matías Villavicencio y Fabio Giménez; Alexis Bulgarelli, Osvaldo Young, Ezequiel Saavedra y Motta; Nicolás Aguirre y Juan Amieva.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia