Juan Martín Amieva, quien padeció dos puntos de sutura en una de sus cejas tras un golpe fortuito de Juan Pablo Cárdenas en la victoria en el clásico con Juventud en el Gigante del Norte, tras cicatrizar su herida está en condiciones para jugar la revancha por la Copa Argentina mañana frente a Central Norte.
Amieva fue verdugo del cuervo con el doblete que marcó en la ida, lo que le otorgó relativa tranquilidad al conjunto de la Vicente López para este desquite. El DT José María Bianco tiene previsto cuidar a algunos titulares y poner un mix ante el cuervo, para regular las cargas teniendo en cuenta que 72 horas después, el domingo, vistará a Altos Hornos Zapla desde las 17, por la segunda fecha del torneo Federal A de transición que lo tiene por ahora como puntero tras dar cuenta del santo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia