El tetradecagonal que dirime el primer ascenso a la B Nacional no da treguas, respiro ni ventajas. El primero que se duerme queda abajo, lejos, relegado de la chance por la primera plaza y se ve obligado a pensar más en el otro camino a la gloria, que otorga el mismo premio, el mismo “dulce” preciado, no menos encantador y sublime, pero por otra vía más complicada y costosa, desde todo punto de vista.
Y es justamente a partir de la cuarta y quinta fecha de un sendero empinado de 13 escalones donde comienzan a erigirse y a vislumbrarse los principales candidatos a la primera estrella, los que realmente tendrán las agallas y el potencial como para pelear por ese lauro soñado, que es el ascenso. La tendencia lógica indicará que promediando la mitad del minitorneo se comenzarán a posicionar los potenciales conquistadores del trono.
Y es precisamente dentro de ese pelotón, de ese hermoso “lío” de fuerzas entre equipos duros y guerreros con armas como para lanzarse a la aventura del campeonato, donde quiere meterse este Gimnasia y Tiro de José María Bianco. El albo entró casi pidiendo permiso al tetradecagonal como el mejor de los cuartos de la etapa regular y arrancó con vacilaciones e irregularidad este reducido; sin embargo, también comenzó su carrera con mejorías, con esbozos positivos desde lo futbolístico y sin renunciar en ningún momento a la innegociable actitud que embandera a estos guerreros de la Vicente López, que pese a las adversidades y a las limitaciones propias la siguen peleando, enteros y con vida. La victoria de la fecha pasada ante Unión Aconquija lo revitalizó y le quitó dramatismo a su flojo arranque, en el que solo había cosechado una unidad de seis posibles.
Y para meterse en el grupo selecto de los que darán pelea, en Gimnasia y Tiro son conscientes que el partido de esta tarde, en Formosa, ante Sol de América por la tercera fecha del tetradecagonal, será fundamental para mantener intactas sus chances y esperanzas, para que no se corte la buena vibra y para creer que la concreción del objetivo puede ser posible desde sus argumentos, que no son pocos, pero que el tiempo dirá si son o no insuficientes.
El albo visita esta tarde al soleño de la capital formoseña, a las 16.45, en el estadio liguista de dicha ciudad, encuentro que contará con el arbitraje del correntino Jorge Sosa.
En frente tendrá a un equipo compacto, bien armado, con orden táctico, solidez defensiva, volantes dúctiles y una delantera que se las trae, comandada por un viejo conocido por estos lares, el salteño Diego Magno, que bien sabe desde su época en Central Norte de esto de ser verdugo de Gimnasia y de Juventud. De hecho, ya fue pieza clave en la victoria de Sol de América ante el santo por la segunda fecha.
Para esta oportunidad, el DT millonario aguarda reservas en su formación, aunque dos serían las modificaciones: la vuelta de Elías Bazzi para retornar a la línea de cuatro en defensa, para lo cual es casi una certeza que resignará un delantero (Hugo Prieto), de acuerdo al trabajo semanal y a la necesidad de contrarrestar el cerrojo que suele ofrecer el rival en su poblado mediocampo. Mientras, Leandro Zárate volvería al primer equipo tras aquel infortunio doméstico que lo marginó de tres partidos, en cuenta de Diego Bielkiewicz.
El albo está obligado a sumar para no perder el hilo de la pelea por la gloria, recta final que cada vez se pone más candente


los equipos

SOL DE AMÉRICA GIMNASIA Y TIRO

L. Acevedo D. Sand
C. Santa Cruz F. Vega
D. Villalba M. Ocaño
O. Piris F. Rodríguez
F. Torres E. Bazzi
F. Alarcón F. Apaza
N. Bianchini D. Ramasco
F. Cabrera E. Saavedra
L. Pietkiewicz D. Caputo
R. Riquelme P. Motta
D. Magno L. Zárate

DT: O. Gómez DT: J.M. Bianco

Estadio: Antonio Romero (Liga Formoseña)
Árbitro: Jorge Sosa (Ctes).
Asistentes: Correa y Ayala
Hora de inicio: 16:45
Por TV

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia