La de Maximiliano Martínez, entre Gimnasia y Tiro y Central Norte, fue la breve “novela del invierno” en un somnoliento período precompetitivo, en la previa de una nueva temporada para los equipos salteños, que se viene caracterizando por no tener traspasos grandilocuentes ni nombres rimbombantes.
Sin embargo, los vaivenes finalizaron ayer cuando el volante firmó contrato por una temporada en el club de la Vicente López, aunque en las horas previas estuvo cerca de no hacerlo pese a haberse calzado la “pilcha” de entrenamiento, luego de algunos desencuentros entre las dirigencias (Héctor De Francesco remarcó que sus pares del albo pasaron “por encima” del cuervo, lo que hizo replantear por algunas horas en la Vicente López la adquisición). Tras un posterior acuerdo y “las paces” hechas por ambas instituciones, se acordó la salida y Martínez volvió a Gimnasia para cubrir la última vacante requerida por Bianco para la pretemporada.
Hoy, a primera hora, el plantel partirá rumbo al predio del hotel de la Liga Salteña de Fútbol para afrontar la parte más dura de la pretemporada. Será una concentración por el lapso de diez días y servirá para terminar de sentar la base física. Luego llegará el turno de los amistosos (el próximo sábado, con Pellegrini y el miércoles 27, ante Chicoana). Se instalarán hoy en la Liga: Darío Sand, Esteban Dei Rossi, Agustín Bellone, Facundo Vega, Fernando Labaké, Federico Rodríguez, Iván Sequeira, Pablo Bárzola, Matías Villavicencio, Álvaro Cazula, Fabio Giménez, Fausto Apaza, Ezequiel Saavedra, Daniel Ramasco, Pablo Motta, Daniel Carrasco, Osvaldo Young, Pablo Espíndola, Martínez, Diego Pascuttini, Nico Aguirre, Juan Amieva, Lautaro Ceratto, Luis Silba, Alexis Bulgarelli y Joaquín Mateo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia