Pese al envión positivo que precedió a la derrota en el clásico, en Gimnasia y Tiro sus jugadores todavía están en deuda con sus hinchas y ellos bien lo saben. El fútbol, el orden y la templanza necesaria para un encuentro con una carga anímica extra, que estuvo presente en otros partidos, no aparecieron ante Juventud. Por eso en el albo el DT Luis Rueda (quien será observado por la dirigencia para los próximos partidos) tiene la misión de regenerar las fuerzas y reconstruir la mentalidad ganadora que cultivó en su momento.
Como dato alentador, este plantel ya mostró fortaleza para superar una mini-crisis después de la derrota con San Martín.
Gimnasia no paró pese a la suspensión del fútbol, de cara a los dos encuentros consecutivos de visitante (el sábado con San Lorenzo de Alem en Catamarca y el miércoles 27 ante Andino, en La Rioja). Ante los catamarqueños, el Cóndor evalúa apostar a los once que vencieron a Pellegrini el último sábado en la primera prueba, con el posible regreso de Ezequiel Saavedra en reemplazo de Daniel Ramasco.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia