Tras cuatro meses de espera, de incertidumbre, de paciencia y de preparación, el torneo que más le compete a los salteños, el Federal A, inicia de nuevo.
Gimnasia y Tiro y Juventud Antoniana serán los únicos representantes locales, aunque cada uno hará lo suyo por separado, casi sin importar lo que haga el otro.
El camino es largo pero nadie le quita la ilusión al hincha que sueña con volver a ver al club de sus amores en los primeros planos a nivel nacional, lo que hace tiempo está esperando el fútbol salteño luego de tantos fracasos.
La misión del albo será, primero, hacer olvidar la campaña del torneo pasado, que fue una gran decepción para el pueblo millonario porque terminó viendo cómo su equipo finalizó último y que, al no haber descensos, logró mantenerse en la categoría. El segundo objetivo es clasificar para poder pelear por llegar a la segunda categoría del fútbol argentino.
Con un plantel prácticamente renovado, Gimnasia apuntará a recuperar la plaza que perdió en la B Nacional hace quince años. Todo un desafío para Luis Rueda, uno de los grandes ídolos de la institución millonaria y que ahora afrontará su primer torneo como el primer responsable intelectual.
Ahora se podrá juzgar con mayor precisión, el trabajo de Rueda como cabeza de un plantel.
El primer paso se dará esta tarde cuando, a las 17, Gimnasia reciba al humilde equipo Andino Sport Club de La Rioja.
Con el apoyo de su gente, la obligación será arrancar con el pie derecho y no confiarse de un rival que en los papeles parece "accesible". Llegó el momento de la verdad, el de demostrar para qué sirvieron estos largos meses de pretemporada y devolverle al hincha una sonrisa en los años de apoyo incondicional en el Gigante del Norte.
Para muchos jugadores será el debut con la camiseta de Gimnasia, caso Esteban Dei Rossi, Elías Bazzi y Hugo Prieto. Mientras que Leandro Zárate seguirá siendo el referente del equipo y del área rival. Párrafo aparte para el Bocha Rodríguez, quien a los 30 años afrontará otro torneo más defendiendo la camiseta de Gimnasia.
El sueño se pone en marcha en el Gigante del Norte, ahora los jugadores son los encargados de hacerlo realidad.
El albo esperó el debut sin concentrar
El dato curioso previo a este encuentro es que el técnico del albo, Luis Rueda, decidió no concentrar a su jugadores y les dio la libertad de quedarse en sus casas para ser citados recién horas antes del encuentro.
"Confiamos plenamente en ellos", sostuvo Juan Pablo Parentis, dirigente de Gimnasia. De todos modos, ¿los dirigentes, habrán salido anoche a vigilar a los jugadores?
Por otro lado, las boleterías del Gigante del Norte se habilitarán a las 11 y los precios son: bandeja $70; damas, jubilados y menores $40; Virrey y platea baja $90; damas, jubilados y menores $60; platea alta $110.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia