El arranque de Gimnasia y Tiro en el torneo Federal A dejó preocupados a sus hinchas y también a los encargados de manejar el fútbol en la Vicente López, no solo por la magra cosecha de puntos -uno solo sobre seis disputados-, sino por la falta de ideas e impericia para definir, que quedaron en evidencia al no poder resolver a su favor el clásico ante Juventud Antoniana con un hombre más, y luego también al no poder sostener el 2 a 0 parcial del primer tiempo frente a Altos Hornos Zapla, el pasado domingo, con un empate final en dos tantos en Palpalá.
El arranque de Gimnasia desnudó a un equipo ciclotímico, similar al de la temporada pasada, aunque no hay que perder de vista que el campeonato acaba de comenzar. También hay que resaltar, un escalón más abajo, la lectura equivocada del entrenador al momento de realizar las modificaciones que el partido requería en Jujuy. Más allá de lo prematuro que pueden resultar las consideraciones y los análisis tras solo dos partidos, el margen de error es estrecho y el albo está obligado a escapar del fondo de la tabla cuando reciba el domingo a San Jorge de Tucumán, para lo que necesita imperiosamente lograr su primera victoria.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia