La ocasión era propicia para que Gimnasia y Tiro pudiera acomodarse en una mejor ubicación en los puestos de arriba del tetradecagonal del Federal A y la dejó pasar, porque el equipo millonario se quedó corto con un empate en 0 con Unión Sunchales, en un pobre espectáculo que ambos equipos brindaron a los presentes en el Gigante del Norte. La concurrencia tampoco fue en gran número ya que solo llegó a las casi 1.500 personas.
El albo necesitaba con urgencia recomponer su imagen como local, aunque el buen punto que había logrado de visitante frente a Talleres de Córdoba, en el propio estadio Mario Kempes, marcó una tendencia favorable, puesto que ahora debía jugar con un rival que aparecía menos complicado.
Pero Gimnasia y Tiro chocó con su propia impotencia. Careció de un generador de juego para que tanto la Chancha Zárate como Diego Bielkiewicz establecieran un contacto más fluido en la línea de ataque, con sus compañeros encargados de abastecer pases profundos. Pablo Motta no estuvo a la altura para ejecutar con claridad cada envío, y así el trabajo en equipo fue perdiendo consistencia y gravitación.
Solo Fausto Apaza intentó convertirse en la manija, pero le faltó un socio que entendiera el mensaje para encontrar los espacios libres, que el bicho verde de Sunchales, poblando la mitad de la cancha en forma ordenada, se encargó de contrarrestar y cerrar con marcas escalonadas cuando la pelota circulaba a espaldas de sus mediocampistas en la zona de contención.
Para despertar un poco el bostezo, Apaza ejecutó con maestría un tiro libre que reventó el travesaño. La jugada encendió cierto interés y se esperó el reinicio del complemento con la expectativa de que Gimnasia iba salir a jugarse por entero en procura de desnivelar.
Motta, a través de una fuerte arenga en la mitad de la cancha, buscó en pleno partido contagiar mayor entrega. Así la Chancha Zárate, medio mordida, sacó un remate que pegó en el poste izquierdo del Viotti.
El ingreso de Hugo Prieto por Diego Bielkiewicz fue para proporcionar más oxígeno a la ofensiva y el primero, pisando el área grande, se encontró con una cesión de Zárate, que peinó un tiro por elevación y cuando remató al gol los reflejos de Viotti ahogaron lo que podría haber significado ese tanto que todos pedían a gritos ensordecedores.
Gimnasia se encontró con un adversario que vino a hacer su negocio y lo hizo, de tal forma que los nervios o la impaciencia recorrían todo el Gigante del Norte con un resultado contraproducente.
Así, los dirigidos por el Chaucha Bianco no pudieron superar ese indicio en contra que otra vez se presentó para no desarrollar un juego convincente. Lo poco que hizo no le alcanzó y así se van desvaneciendo los deseos de encontrar ese envión para quedar cerca del logró más preciado.
Sigue en deuda y cada vez son menos puntos en juego. De aquí en más, Gimnasia deberá ajustar los desfasajes para mantener la confianza.

El resultado:

GIMNASIA 0 UNIÓN (S) 0
D. Sand (5) E. Viotti (6)
F. Flores (5) L. Moino (5)
M. Ocaño (5) J. Ibarra (5)
F. Vega (6) M. Solá (5)
D. Caputo (5) M. Morello (5)
F. Apaza (6) F. Calamari (6)
E. Saavedra (5) S. Autino (6)
P. Motta (4) M. Rojo (5)
A. Aguirre (4) M. Juárez (5)
D. Bielkiewicz (4) J. Molina (5)
L. Zárate (5) M. Escott (5)
DT: J. M. Bianco DT: A. Tosetto

Cambios ST: inicio, E. Bazzi (5) por D. Caputo (G), 19' H. Prieto (5) por D. Bielkiewicz y R. Villarreal (4) por A. Aguirre (G), 29' E. Urresti por M. Juárez (US), 35' D. López por J. Molina (US), 46' R. Tarasco por M. Escott (US).

Jornada: 7ª fecha
Estadio: Gigante del Norte
Árbitro: Miguel Mazón (6)

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia