Gimnasia y Tiro está muy enfocado en las elecciones del próximo 30 de diciembre, pero antes de esta fecha podría tener un gran problema si es que no cancela la deuda que mantiene con jugadores.
En el último pago que realizó el club al plantel, se abonó el mes de agosto en su totalidad y un porcentaje de septiembre. Por lo que la deuda ascendería a dos meses y medio aproximadamente.
Ante esta situación, algunos jugadores analizan inhibir a Gimnasia y Tiro y de esta manera el club quedaría imposibilitado para firmar contratos AFA hasta que regularice la deuda.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia