Emanuel Ginóbili, emblema de la "Generación Dorada" del básquetbol argentino, resaltó ayer que el equipo corre el riesgo de equivocarse en los próximos Juegos Olímpicos "si pensamos que somos favoritos de nuevo".
"Nos equivocamos si pensamos que somos favoritos de nuevo. Jugamos bien estos partidos, pero somos los mismos que hace 10 días", señaló el escolta bahiense, una vez finalizada la práctica -la primera en territorio brasileño- en uno de los gimnasios del Parque de los Atletas, cercano a la Villa Olímpica de la zona de Barra.
La evaluación de Manu, referente ineludible de los San Antonio Spurs, franquicia para la que jugará por decimoquinta temporada consecutiva en la NBA, tiene relación directa con el rendimiento del conjunto en los últimos amistosos jugados en Buenos Aires y Córdoba.
"Ganamos cuatro de los cinco partidos, jugamos mejor de lo esperado, tal vez, pero eso ahora no cuenta. No se sabe lo que va pasar", aseguró el campeón olímpico en Atenas 2004.
Argentina se impuso sucesivamente a Lituania (86-85, en suplementario), Croacia (97-78), Serbia (79-74) y Francia (83-76) en sendos ensayos de preparación. Solamente cayó en el primero ante Australia (83-84).
"Sabemos que se puede competir ante las potencias europeas por momento. Pero también debemos tratar de mantener esa intensidad por más tiempo. Lo ideal sería 40 minutos", dijo el bahiense, de 39 años, quien también vistió la camiseta del Kinder Bolonia de Italia.
"Estamos mejor de lo esperado, pero no podemos permitirnos caídas en el juego si aspiramos a seguir creciendo".
Ginóbili cree que tanto él como sus compañeros más experimentados como Andrés Nocioni (36 años), Luis Scola (36) y Carlos Delfino (33) son los que "tienen que tirar del carro" en el funcionamiento del conjunto de Sergio Hernández.
"Estamos bien, estamos sanos que es fundamental. Pero los necesitamos a los más jóvenes, ellos deben tener un rol fundamental", remarcó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia