El primer cuarto del partido terminó con una ventaja para los Warriors, por 28 a 24. Los locales también se fueron al medio tiempo con superioridad en el marcador, por 9 puntos: 52 a 43. Los Cavaliers lograron reducir la diferencia en el tercer cuarto, que terminó 74 a 68. En el último cuarto, la banca de suplentes del equipo de Golden State demostró que también está a la altura: por un momento logró 20 puntos sobre su rival y estiró la ventaja definitivamente.
Como líderes del soñado duelo-revancha estuvieron el base Stephen Curry, el jugador que durante la temporada regular y en lo que va de playoffs ha sido la gran figura de su equipo y también de la NBA, quitándole el protagonismo y la aureola de intocable con la que se paseaba LeBron James.
El segundo partido de la serie al mejor de siete, que opone por segundo año consecutivo a los Warriors de Curry y los Cavaliers de James, tendrá lugar el domingo, antes de moverse luego a Cleveland para los dos juegos siguientes.

¿Qué te pareció esta noticia?



Comentá esta noticia