Mario Götze será recordado por siempre como el "Villano" alemán que frustró los sueños de la Selección Argentina comandada por Alejandro Sabella, que accedió a la definición de una Copa del Mundo tras 24 años de espera y quedó nuevamente en las puertas de la consagración. El jugador del Bayern Münich, autor del gol en el tiempo suplementario, le concedió la gloria a los europeos el 13 de julio en el Maracaná y anuló los anhelos nacionales de festejar en el territorio del acérrimo rival futbolístico.
A poco de cumplirse cinco meses de aquel inolvidable compromiso disputado en Brasil, la figura del combinado dirigido por Joachim Löw decidió ser protagonista de un interesante iniaciativa, que igualmente 'rememora' las acciones de lo ocurrido en el match por el título mundialista: subastó el botín izquierdo con el que empalmó la pelota para vencer a Sergio Romero y darle la cuarta 'estrella' de la historia a su equipo.

Embed


El dato saliente de la causa es que el comprador del calzado ofertó 2.000.000 de dólares y se hizo de la pieza de colección, que aparentemente luce de la misma manera desde aquella tarde de gloria para el jugador. "Está en el mismo estado en que lo dejé cuando me fui de Río de Janeiro. Todavía tiene césped bajo la suela, no se la quité", confirmó el atacante, que donará esa millonaria suma para destinarla a fines benéficos.
"Dos millones es una cantidad enorme de dinero. Lo positivo es que servirá para una buena causa", concluyó Götze, mostrando su lado más solidario que devolviendo a la retina una jugada que permanecerá por siempre en la humanidad de los 40 millones de argentinos que siguieron la final con entusiasmo y nervios.

Fuente: Play Fútbol.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia