Si bien ya se sabía de antemano que Argentina y Bélgica serían rivales por las semifinales de la Copa Davis, porque el sábado ambos barrieron la serie ante Serbia y Canadá, respectivamente, ayer se definieron otros partidazos que dejaron las clasificaciones de Gran Bretaña y Australia.
Andy Murray, obtuvo un trabajado triunfo por 4-6, 7-6 (5), 6-3 y 6-0 sobre el francés Gilles Simon, catapultó al equipo británico hacia las semifinales, una ronda que se le resistía desde el año 1981.
El escocés, tercera raqueta del circuito masculino, firmó los tres puntos del cuadro británico al sumar este domingo a sus dos victorias en la primera y segunda jornadas el definitivo 3-1.
Indiscutible protagonista del triunfo del equipo de Gran Bretaña sobre la hierba del club londinense de Queen's, Andy Murray batió en cuatro mangas a Gilles Simon en el duelo entre los dos números uno.
Anteriormente había batido a Jo-Wilfried Tsonga (7-5, 7-6 y 6-2) y junto a su hermano Jamie formó el sábado una exitosa pareja de dobles.
Si bien los triunfos de Argentina, Bélgica y Gran Bretaña fueron apasionantes, en Australia se disputó la definición que más llamó la atención porque después de ir perdiendo 2 a 0 ante Kazajistán, ganó 3 a 2.
Lleyton Hewitt, de 34 años, le dio a Australia el punto de la victoria sobre Kazajistán en cuartos de final, completando la remontada de la escuadra local y que fue muy festejada por el público.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia