Las cosas no salieron como lo esperaban los hermanos Sebastian y Santiago Echazú, quienes participaron hoy de un selectivo de jiu jitsu en Parque Chacabuco pero no alcanzaron su máximo objetivo de clasificar para el Mundial.
El evento tuvo bastante convocatoria y no fueron solo peleadores argentinos, sino que también hubo presencia de toda latinoamérica.
En la Categoría de Sebastian, 69 kg., eran 10 competidores en total y ganó un par de peleas hasta llegar a cuartos de final donde se terminó su camino. Una historia similar vivió su hermano en la categoría de hasta 77 kg, donde eran 18 luchadores.
Más allá de no haber cumplido con su cometido, Sebastian contó en diálogo con Alentandooo que se valora mucho las enseñanzas que les dejó este torneo.
"Hermosa experiencia pero todavía queda mucho por aprender, dejamos todo en cada lucha pero competir contra peleadores que se dedican solo a entrenar es muy duro. De igual manera los dos quedamos contentos por sumar una experiencia más", concluyó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia