El Bayern de Múnich aseguró matemáticamente su 25º título de campeón de Alemania, el tercero logrado de manera consecutiva y el segundo en dos años para su entrenador Josep Guardiola, este domingo al término de la 30ª jornada.
Después de su victoria 1-0 sobre el Hertha de Berlín el sábado, el Bayern necesitaba que el Wolfsburgo (2º) no ganara en Mönchengladbach (3º) este domingo. Los Lobos perdieron 1-0 y la ventaja de 15 puntos es ya insuperable, por lo que el Bayern pudo festejar a distancia el título.
La Bundesliga ha vuelto a ser un paseo para el Bayern, que aspira a un triplete con la Copa de Alemania y la Liga de Campeones europea.
En la Copa se mide el martes al Borussia Dortmund en semifinales y en la Champions jugará, tambien en semifinales, contra el Barcelona (ida el 6 de mayo, vuelta el 12 de mayo).
El Bayern se colocó líder de la liga alemana en la quinta jornada y ya nunca más dejó el mando del campeonato, acumulando hasta el momento 24 victorias, cuatro empates y apenas dos derrotas, ambas sufridas en la segunda vuelta, contra el Wolfsburgo (4-1) y el Borussia Mönchengladbach (3-0).
El plantel de Guardiola cuenta con el mejor ataque del campeonato, con 77 tantos, y con la mejor defensa, con únicamente 13 goles recibidos. El holandés Arjen Robben, que está recuperándose de una lesión, sigue siendo el máximo anotador de la liga alemana, con 17 dianas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia