El entrenador Pablo Guede fue presentado hoy oficialmente al frente del plantel de San Lorenzo, luego de la primera práctica que realizó en la cancha auxiliar del club, en el barrio porteño de Bajo Flores, y reconoció que "el listón está muy alto" tras la gestión de Edgardo Bauza.
"El listón estaba muy alto, pero un club como San Lorenzo tiene que estar ahí. El Patón hizo un excelente trabajo y no toca comparar, sino intentar ganarla otra vez (la Copa Libertadores)", expresó Guede en una conferencia de prensa que brindó en el estadio "Pedro Bidegain".
"Desde el primer momento en que nos presentó el proyecto, nos entusiasmó a todos, que tendrá a San Lorenzo en lo más alto y nos seduce su forma de trabajo, reemplazando a un gran técnico como el (Edgardo) 'Patón' Bauza y será un reto interesante para Pablo y todo el plantel", aseguró, a su lado, el presidente de la entidad, Matías Lammens.
Guede, 41 años, firmó un contrato por dos temporadas con el club azulgrana, y según Lammens, la idea de tenerlo en San Lorenzo fue por el "muy buen trabajo" que tuvo en Nueva Chicago y Palestino de Chile: "Es un entrenador para este momento del club".
"Estoy cumpliendo un sueño dirigiendo a éste club", reconoció Guede tras su primer entrenamiento, dado que además, el entrenador es reconocido hincha del "ciclón" y por eso lo había incluido como cláusula de salida de su contrato en Palestino, junto al Málaga de España y Argentinos Juniors.
Sobre su estilo de juego, Guede comentó que "cuando uno habla de estilos de juego, todo vale", por lo que tratará de tener un equipo "insoportable y de ser protagonista en todas las canchas y luego, si se puede, jugar".
"En San Lorenzo hay que asumir todos los retos, y tratar de ganar todos los torneos que tiene", expresó Guede, cuyo primer objetivo es el partido de la Supercopa Argentina ante Boca, que por ahora se disputará el próximo 3 de febrero en Córdoba.
Guede tiene en mente reforzar el plantel azulgrana con tres defensores, ya que la zaga central es el punto más débil a su criterio en el conjunto de Boedo, tras las salidas de Mario Yepes y Mauro Cetto.
"Tengo ganas de darle mi impronta a San Lorenzo y los jugadores tienen ganas de seguir ganando cosas y para mí eso es fundamental", comentó Guede.
No obstante, el exjugador que debutó en Primera Divsión con Deportivo Español aclaró que el tiempo de adaptación que tendrá el plantel a su propuesta no la sabe aún: "No tengo ni idea. Sería mago si digo que el 15 de enero jugamos de la manera en que quiero. Hoy me voy contento, esto se da día a día, pero el objetivo es llegar lo mejor posible a Boca". Sobre el primer entrenamiento Guede dijo que "salió bastante bien y sabíamos con la gente que íbamos a contar", y reconoció que tienen "en claro desde el primer día lo que necesita".

Los jugadores que no tendrá en cuenta Guede

El propio entrenador detalló que habló individualmente con algunos jugadores para comunicarles que no los iba a tener en cuenta en este semestre, por lo que la dirigencia trataría de negociarlos con otras entidades. Los jugadores que no estarán en su consideración serán los defensores Pablo Alvarado (vuelve de un préstamo en Racing) y Fabricio Fontanini, y los mediocampistas Fernando Elizari, Martín Rolle y Nicolás Bertocchi (regresó de su préstamo en Defensa y Justicia).
Lo que sí solicitó Guede es que Gabriel Esparza, quien regresó de su préstamo en Temperley, y Matías Catalán, sean cedidos seis meses a otro club, pero que luego de ese período regresen al "ciclón" porque los quiere tener en el plantel.
Además, en esta pretemporada Guede promovió a cinco juveniles de las inferiores, un punto clave en la proyección de su era en San Lorenzo, a partir del trabajo que tuvo hace un par de años en Nueva Chicago como coordinador general de las categorías formativas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia