Más allá de las declaraciones del entrenador Guillermo Barros Schelotto después de la derrota por 1 a 0 ante Lanús, en las cuales relativizó la floja tarea de sus dirigidos, en el cuerpo técnico de Boca hay preocupación por el nivel del equipo y especialmente el de su máxima figura, Carlos Tevez.
Aunque no se haga público, allegados al director técnico comentan que el Apache aún no pudo recuperar su nivel de juego y no lo ven en su mejor momento, pero igualmente siguen confiando en él y hasta ahora es titular inamovible para Guillermo y Gustavo.
Cabe recordar que el director técnico cambió el sistema táctico del 4-3-3 por el 4-2-3-1 para que Tevez se sintiera más cómodo en su posición de nueve retrasado, como jugaba en Europa.
Después de las palabras del Apache a la salida del vestuario en la Fortaleza Granate (“No hicimos lo que dijimos. Lo perdonamos a Lanús y a Boca no lo perdona nadie. Si hubiesen sido goles las dos asistencias qué puntaje me pondrían”) un montón de versiones empezaron a rebotar en su círculo íntimo, a saber: que está cansado por algunas circunstancias del club; que si Boca no gana la Copa Argentina, y por ende no entraría a la Libertadores 2017, se va en diciembre; que a fin de año quiere largar el fútbol.
Sin embargo, el jugador le habría declarado a uno de sus mejores amigos del mundo Boca que por ahora está lejos su pensamiento alejarse de la institución de la Ribera y menos aún dejar la actividad.
El presidente del club, Daniel Angelici, salió a respaldarlo cuando declaró que “en mi equipo es Carlitos y diez más”.
Y también salió a bancarlo su compañero Gonzalo Castellani, quien señaló que “nada de lo que se dice es verdad. Tevez no está ni triste ni enojado. Carlos es el más profesional, siempre deja el alma pero a veces las cosas no salen. Este puede ser un momento malo pero ya se va a levantar”, dijo el volante a la radio AM 770.


¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia