El entrenador de Boca, Guillermo Barros Schelotto, se lamentó hoy por la expulsión temprana de Pablo Pérez porque modificó lo que había pensado tácticamente, ya que en condiciones "normales" su equipo "iba a ser más".
"Lo planificado lo pudimos hacer once minutos. El partido había tenido una clara situación para Boca antes de la expulsión, creo que se podría haber dado un partido de ese modo, donde Boca iba a ser más, pero obviamente queda en la nada, porque un jugador de menos es mucho, pero destaco el esfuerzo, las ganas, la inteligencia, el orden de Boca", analizó. En ese sentido, el "Mellizo" destacó que Boca fue "inteligente" para pararse bien "tácticamente" ante la inferioridad numérica. "Boca fue muy inteligente, tácticamente estuvimos bien parados y nunca nos sorprendieron. Nos faltó quizás contragolpear mejor, pero destacó que las pelotas divididas el partido era de igual a igual", consideró. Respecto a la expulsión de Pérez, explicó que no vio la jugada por la que el árbitro Darío Herrera le aplicó la roja, aunque admitió que lo iba a hacer más tarde. "Cuando la vea analizaré lo que corresponda. A que siga o que no después de junio es un análisis que se resolverá con la dirigencia y con él, desconozco la situación contractual, creo que es más extenso de junio", sostuvo en conferencia de prensa. Por último, evitó referirse a la actuación del quinteto arbitral, que tuvo la expulsión de Pablo Pérez y el gol anulado a Iván Alonso de River como jugadas más importantes. "La gente tiene derecho a opinar y decir que fue bueno o malo, a nosotros no nos corresponde porque generaríamos opinión sobre muchos y creo que tenemos que analizar puertas adentro eso", opinó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia