A la espera de cerrar positivamente la negociación por Ricardo Centurión, el plantel de Boca retomó hoy los entrenamientos en el complejo “Pedro Pompilio”. Centurión, que fue titular en el empate del San Pablo ante Chapecoense el domingo último por el Brasileirao, podría cerrar su llegada mañana o el miércoles, siempre y cuando los clubes lleguen a un acuerdo con algunos detalles del préstamo por una temporada.
Mientras tanto, los dirigentes de Boca están centrados en cumplir las exigencias del entrenador Guillermo Barros Schelotto, que pidió además un arquero -para resolver la situación de Agustin Orion- y un marcador central. Lo cierto es que, más allá de la negociación, en el día a día a Barros Schelotto se le acortan los tiempos para buscar la mejor versión de Boca. Por el rodaje que le dio en los últimos días, y que repitió este lunes, el Mellizo planea una estrategia con un esquema de 4-2-3-1, que favorecería la posición de Carlos Tevez. Hasta que Fernando Gago -recuperándose de la rotura del tendón de Aquiles- vuelva a jugar, Leonardo Jara y Rodrigo Betancur serían los volantes de contención, con Cristian Pavón, Tevez y eventualmente Centurión, que solo tendrán por delante al punta, que sería Darío Benedetto. La opción que probó el viernes pasado en el amistoso frente a Defensa y Justicia fue la de Fernando Zuqui por la derecha, aunque también podría ocupar el lugar de interno por Jara o Betancur.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia