Boca fue el primero que inició la pretemporada y el que se reforzó de cara a las semifinales de la Libertadores. Ya abrochó a Fernando Zuqui, mediocampista de Godoy Cruz, a Tito Villalva, de San Lorenzo, y a Walter Bou, que quedó libre de Gimnasia La Plata. Pero el Mellizo quiere un delantero con experiencia y lo necesita ya.
Boca necesita un delantero y el candidato era Wanchope Abila, pero su alta cotización hace que miren para otro lado. Lucas Barrios, experimentado atacante nacido en Argentina y naturalizado paraguayo, es otra de las posibilidades que surgieron, aunque disputó la actual edición de la Copa Libertadores con Palmeiras, su actual equipo. Entonces, mientras el plantel inició las tareas pensando en los duelos ante Independiente del Valle, surgieron más futbolistas.
Guido Carrillo, actualmente en el Mónaco, no vería con malos ojos un préstamo en el país para relanzar su carrera, más allá del alto salario que percibe en el Viejo Continente. A Barros Schelotto le agrada y sus características para moverse dentro del área seducen, luego de que Daniel Osvaldo rescindiera su contrato. Pero el exjugador de Estudiantes no es el único.
En las últimas horas, los dirigentes de Boca gestionan el arribo de Gonzalo Bergessio, exjugador de Racing y San Lorenzo. Tras su exitoso paso por el fútbol italiano, se marchó al Atlas mexicano pero no se adaptó a las cuestiones climáticas y quiere volver al país.
Lavandina, de 32 años, es un delantero que podría adaptarse rápidamente a un cuadro que sufre el poco recambio en la ofensiva. Algo que podría condicionar su adquisición es la intromisión de la Lazio, quien lo tiene en la mira para reemplazar al alemán Miroslav Klose, quien se retiró del fútbol.
El Mellizo necesita un nueve para preparar las semifinales de la Copa Libertadores.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia