El entrenador Gustavo Alfaro asumió hoy al frente del primer equipo de Gimnasia y Esgrima La Plata en el predio platense de Estancia Chica y confesó que su llegada al club le genera una “ilusión muy fuerte”. Alfaro llegó este lunes pasadas las 9 al complejo ubicado en la localidad de Abasto para asumir en reemplazo de Pedro Troglio, que tuvo una salida conflictiva la semana pasada tras perder el clásico frente a Estudiantes. “Lechuga” se presentó en el regreso a las prácticas del plantel luego del triunfo del viernes ante Arsenal, por 1-0 como visitante, y con Andrés Yllana como DT. Alfaro cerró su arribo al lobo durante el fin de semana y, luego de presentarse al plantel, firmó su vínculo hasta junio de 2017 y habló en conferencia de prensa. “De Gimnasia me seduce todo: la institución, su pueblo, sus necesidades, la historia, las instalaciones, el plantel... No es sencillo llegar cuando se está muy bien. Gimnasia estaba haciendo un buen campeonato y cuando surgió esto, tuvimos una charla profunda con Daniel de lo que uno veía desde afuera y me quedé entusiasmado”, confió Alfaro.
En diálogo con la prensa, el entrenador admitió que estaba a la espera de una posibilidad de Europa pero ante la demora surgió la chance de hacerse cargo de Gimnasia y no lo dudó. “El equipo está en buenas condiciones, me gustaba el plantel y es un buen desafío”, manifestó. Más adelante, subrayó que solía visitar Estancia Chica para charlar con Carlos Timoteo Griguol durante su paso por Quilmes y que algún día le gustaría aparecer en las gigantografías del Campus como “aparecen el viejo y Pedro (Troglio)”. “Hoy tengo la posibilidad de llegar acá y lo veo a Pedro de un lado y a Carlos del otro y ojalá que uno haga las cosas para estar en el lugar que hoy están ellos. La ilusión que tengo es muy fuerte. Ya me había venido a buscar Gimnasia y no creí que era el momento oportuno y se dio ahora. Si bien no es fácil llegar después de Pedro, sé que por algo las cosas se dan”, destacó. Y agregó que llamó a Troglio pero no pudo comunicarse: “Le dejé un mensaje. Me gustaría hablar con él. Si puedo tener un diálogo lo voy a llamar. Sé que asumió en Tigre y le deseo éxitos”. Respecto a lo deportivo, sostuvo que encuentra un buen plantel, con variantes y que no debería tocar mucho de cómo venía jugando el equipo con Troglio. Y, sobre los objetivos, remarcó: “Hoy hay que ponerse en la dinámica de lo que pretende la institución y mentalizarnos que el partido de Quilmes será trascendente para nosotros. No hay un objetivo más allá de Quilmes”.
Por último, el entrenador se refirió a un tema importante para los hinchas, como el clásico frente a Estudiantes, al punto que fue uno de los atenuantes que desembocó en la salida de Pedro Troglio, que no pudo ganarlo desde 2010. “Estoy feliz por vivir el clásico, es una fiesta que viví desde afuera. Trabajaré junto con los jugadores para prepararnos de la mejor manera posible. Terminó siendo un detonante la situación pero no me genera una carga extra. Todos queremos ganar, pero hoy siento felicidad de ser protagonista y no un espectador”, contó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia