El delantero de Racing Gustavo Bou cuestionó hoy al presidente del club, Víctor Blanco, por no cumplir con el "pacto de caballeros" que había suscrito en torno a una posible transferencia, luego de que la institución le negara la posibilidad de un traspaso al fútbol chino.
El jugador reveló que el máximo dirigente de Racing se había comprometido a transferirlo en caso que el equipo pasara "a la fase de grupos de la Copa Libertadores", tal como sucedió luego de eliminar a Puebla de México, y que la oferta superara los "6,5 millones de dólares para el club".
Sin embargo, a horas del cierre del libro de pases en el gigante asiático, Racing se despachó con la exigencia de ocho millones libres de impuestos, lo que finalmente hizo fracasar la operación.
En diálogo con radio La Red, el goleador de 26 años se mostró "triste y enojado por la falta de palabra" de Blanco, que hoy permanecía en Zúrich, Suiza, con motivo de la elección del nuevo presidente de la FIFA.
El ex futbolista de River Plate, Olimpo de Bahía Blanca y Gimnasia y Esgrima La Plata detalló con molestia el progreso de las negociaciones: "Primero llegó la oferta de China por seis millones y le dijimos que no; luego pasó lo mismo con otra de 6,5 y también desistimos una posterior de siete millones. Hasta pedí una locura de contrato para que me digan que no y lo aceptaron. Entonces, el jueves llegamos a los 8 millones por el 80% para que le quede a Racing lo que pretedía inicialmente, pero hoy cuando faltaba una hora para el cierre del libro de pases, el club exigió ocho 8 millones limpios".
Frente a ello, Bou no dudó en acusar que desde la dirigencia de Racing "pusieron trabas" para frustrar la transferencia ante la evidencia de "pretender más dinero del acordado a último momento".
Luego, aclaró que su intención fue hacer "el mayor de los esfuerzos" para satisfacer las necesidades económicas de la institución y desmitificó la creencia de que "el jugador siempre es el malo de la película".
También puso en conocimiento que luego del entredicho con el presidente en la pretemporada, cuando se negó a viajar a Mar del Plata para el primer amistoso (lo hizo un día después de la delegación) por un reclamo salarial, permaneció en el club "por elección", sin que se materializara una "mejora en el contrato".
"Lo que me queda ahora es seguir rompiéndome el lomo como hice desde el primer día y para volver a conseguir cosas importantes con el equipo", concluyó Bou, campeón con Racing en el segundo semestre de 2014.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia