Hace varias décadas, Gustavo Gómez fue uno de los impulsores del béisbol en Salta y su apellido está directamente ligado a la creación del club Popeye, que hace casi 10 años debió mudarse de terreno y hoy goza de una gran actualidad tanto en lo institucional como en lo deportivo.
Del béisbol, hockey, del club espinaca y de mucho más, habló en su visita a nuestra redacción.

Tenés toda una vida dentro del béisbol, ¿cómo lo ves en la actualidad con respecto a años anteriores?

Creo que el actual se juega con mucha más técnica que antes. Recién en los 80' se empezó a ver un cambio en el juego. Después el béisbol entró en un impasse hasta mediados de los 90', cuando se jugaron los Panamericanos, ahí volvió a resurgir.
De todas maneras creo que en ese momento la explosión tendría que haber sido más fuerte, pero tiene que ver también con que a nivel nacional tampoco hubo tanto apoyo. Recién en el 2005, para el Panamericano de mayores en Bogotá, Argentina volvió a participar con fuerza, hasta que después vino el triple título en Ezeiza, Ecuador y Chile. Ahora será el turno del próximo en Lima, del 9 al 17 de junio y en noviembre se disputará en Buenos Aires.

A nivel local, ¿cómo se encuentra?

En primera está en stand by, pero en el resto de las categorías estamos bien. En batintín e infantil hay varios equipos, gracias a la reincorporación de Bravos y SantAna, hay pre-juniors y juniors que hace un tiempo se había perdido y además está la promocional, con nueve conjuntos. Hay buen material pensando a futuro.

Teniendo en cuenta que en poco tiempo cumplirán sus primeros diez años en el nuevo predio, ¿qué balance hacés del cambio que significó para Popeye trasladarse?

Fue un poco como comenzar de nuevo, el cambio fue increíble, porque pese a tener el terreno, tuvimos que hacer muchas obras, canchas.
El hockey fue una gran explosión en ese tiempo gracias a Las Leonas y contar con dos campos de juego, nos favoreció.
En béisbol mantuvimos la base de más de 100 socios y hoy los jugadores de primera tienen competencias nacionales que es muy importante, como la Summer Cup y el Tres Provincias.
En cuanto a lo institucional estamos bastante bien, Popeye no le debe un peso a nadie.





¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia