Corta fue la era de Miguel "Tigre" Amaya en Progreso de Rosario de la Frontera, club en el que solo dirigió 8 partidos y producto de la floja campaña la dirigencia tirapiedra decidió prescindir de sus servicios.
Gustavo Orozco, titular de la institución rosarina, explicó el motivo de la salida de Amaya. "Más que nada fue por los resultados, porque veníamos haciendo una buena campaña, Jorge (Honecker) decide irse y desgraciadamente con la llegada de Amaya cambia el sistema de juego. En los dos últimos meses que dirigió Miguel Amaya, al equipo no vimos una mejoría", señaló.
Este viernes, a las 21, Progreso recibirá a Deportivo Aguilares de Tucumán, y para Orozco este encuentro marcará la historia del fútbol de Rosario de la Frontera. "Todavía soñamos con la clasificación, no estamos lejos pero más allá de eso, este viernes frente a Lastenia será el partido más importante de la historia del club, nos jugamos el futuro del fútbol rosarino. Si logramos el triunfo será olvidarnos del descenso y dar un paso hacia la clasificación", sostuvo el titular del tirapiedra.
"Si estuviéramos en la zona donde están la mayoría de los equipos salteños (zona 7) seríamos, sin lugar a dudas, uno de los protagonistas. Tenemos un muy buen plantel y aún confiamos en estar en la siguiente instancia del campeonato", remarcó Orozco.
El reemplazante del Tigre Amaya en la dirección técnica es Rolando López, quien asumió ayer y, además, es un histórico jugador de Progreso que estará a cargo del equipo al menos en estas dos últimas fechas. "Es un muchacho que conoce mucho al club y estará al frente del equipo en estas últimas fechas".
Progreso recibirá mañana a Deportivo Aguilares de Tucumán y cerrará la etapa clasificatoria visitando a Sportivo Villa Cubas de Catamarca.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia