El británico Lewis Hamilton (Mercedes), dos veces campeón del mundo de la Fórmula 1, podrá ganar mañana su tercer título del orbe en la decimosexta prueba de la temporada 2015 en el Gran Premio de Estados Unidos, que se disputará en Austin (Texas) y tendrá siete posibilidades para consagrarse.
Hamilton llega al circuito de las Américas con 66 puntos de ventaja sobre el segundo, el alemán Sebastian Vettel (Ferrari), y con 73 unidades sobre su compañero de escudería, el alemán Nico Rosberg.
El inglés necesita terminar con una ventaja de 75 puntos sobre su más cercano perseguidor tras el GP de Estados Unidos, para poder lograr el tricampeonato mundial y alcanzar en el palmarés a los brasileños Ayrton Senna y Nelson Piquet.
Para que ello ocurra hay una amplio abanico de posibilidades.
Uno: Hamilton gana (suma 25 pts) y Vettel termina como mucho tercero (15 pts), sin importar como culmina Rosberg.
Dos. Hamilton termina segundo (18 pts), Rosberg no gana y Vettel queda como máximo sexto (8 pts).
Tres: Hamilton termina tercero (15 pts), Rosberg queda fuera del podio y Vettel termina como máximo en séptimo lugar (6 pts).
Hamilton, en caso de terminar la temporada con la misma cantidad de puntos que Vettel, se consagrará campeón del mundo porque tiene más victorias en la temporada (10 contra 3 previo al GP des Estados Unidos y a falta de los GPs de México, Brasil y Abu Dhabi).
Cuatro: Hamilton termina cuarto (12 pts), Rosberg lo hace como máximo en quinto lugar (10 pts) y Vettel finaliza no mejor que noveno (2 pts).
Cinco: Hamilton termina quinto (10 pts), Rosberg no mejor del sexto lugar (8 pts) y Vettel como mucho en décimo lugar (1 pt).
Seis: Hamilton termina sexto, séptimo u octavo, pero siempre delante de Rosberg y Vettel no suma puntos en Estados Unidos (fuera de los diez primeros).
Siete: Hamilton termina noveno (2 pts), pero Vettel y Rosberg no suman puntos.

Rosberg pica en punta

Una húmeda sesión de entrenamientos libres fue liderada ayer por el alemán Nico Rosberg en el Circuito de las Américas, donde se corre el Gran Premio de los Estados Unidos. El piloto fue el mejor rodando con un cronómetro 1:53.989, la pista estuvo mojada al comienzo tras una lluvia que afecto el circuito antes de comenzar las actividades, por ello la mayoría montó neumáticos de lluvia extrema, el resto solo calzó intermedios. Por su parte Lewis Hamilton, quien se juega la oportunidad para quedarse con su tercer título de la fórmula 1, se ubicó quinto, pero dio cuatro vueltas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia