Marcelo Gallardo reveló que el presidente de River Plate, Rodolfo D Onofrio, le manifestó sus intenciones de contar con él hasta fines de su mandato. El contrato del entrenador vence en diciembre de 2015 y, según contó el Muñeco, la intención del máximo dirigente de la institución es prolongarlo hasta el último mes de 2017.

"D'Onofrio me comentó que me quiere hasta el final de su mandato", reveló el Muñeco, aunque le puso un freno a una inminente renovación: "A mí me gustan los objetivos a mediano plazo", advirtió. "Estoy trabajando sobre lo que viene el año próximo junto a Enzo y los dirigentes. Estamos viendo de formar el mejor plantel para que cuando llegue el 4 de enero (ese día vuelven a los entrenamientos) no haya que estar desesperado en buscar nombres, sino que podamos trabajar sobre lo que tenemos", indicó.

Gallardo dijo que desde lo profesional más no puedo pedir porque este año fue muy intenso y muy lindo. "En estos cinco meses fuimos muy competitivos y tratamos de imponernos con una cierta forma de jugar. Y terminar de coronar el semestre con una copa internacional después de tanto tiempo para River fue muy emocionante y así nos lo hicieron saber los hinchas", graficó.
"En estos cinco meses fuimos muy competitivos y tratamos de imponernos con una cierta forma de jugar. Y terminar de coronar el semestre con una copa internacional después de tanto tiempo para River fue muy emocionante y así nos lo hicieron saber los hinchas", graficó.
El entrenador consideró que "si hubiésemos tenido un poquitito más de plantel nos hubiese alcanzado para ganar ambas cosas" en referencia al Torneo Transición. "Igual, estoy más que conforme porque fuimos competitivos jugando dos certámenes casi con los mismos jugadores y teniendo una forma de juego clara. No nos alcanzó porque Racing tuvo un sprint final muy bueno en cuanto a resultados", sostuvo.

"No me arrepiento de nada porque hicimos mucho esfuerzo y en un momento hubo que decidir qué era lo más importante y lo hicimos", dijo Gallardo, en referencia a algunos partidos del torneo local donde puso suplentes. "No me arrepiento de nada porque hicimos mucho esfuerzo y en un momento hubo que decidir qué era lo más importante y lo hicimos", dijo Gallardo, en referencia a algunos partidos del torneo local donde puso suplentes.

Por último, recordó cómo había sido su brindis de fin de año en el 2013, cuando estaba en un proceso donde tenía esperanzas de volver a trabajar. "Tenía ganas de volver al ruedo tras haber estado un año abocado a temas familiares. A los seis meses se me dio la chance de River, que era algo impensado, no porque no estuviera capacitado, sino porque el equipo venía de ganar un campeonato con Ramón Díaz a la cabeza y nadie esperaba que se fuera", cerró.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia