Las cosas van saliendo bien para el alma Argentina en México. Siete partidos jugados, siete ganados. Pero la preocupación de Sergio Hernández pasa por el estado de sus jugadores, ya que reconoció que en su equipo empieza "a notarse el desgaste físico" en el Preolímpico, que ingresa en la recta final, con los dos pasajes hacia Río de Janeiro 2016 como premio mayor.
"A esta altura del torneo, con siete partidos jugados en nueve días, empieza a notarse el desgaste físico del equipo. Lo estamos sintiendo", admitió el DT bahíense, de 51 años, tras el éxito sobre República Dominicana (92-84) y así continuar invicto en el torneo continental que se lleva a cabo en el Palacio de los Deportes del Distrito Federal.
"No tuvimos tanta energía para defender. No estuvimos bien atrás", diagnosticó el entrenador albiceleste.
Sin embargo, el próximo DT de Peñarol de Mar del Plata en la Liga Nacional (LNB) expresó que "la facilidad con la que anotamos" determinó que el combinado argentino ganara aun "sin ser muy ordenados".
El DT se mostró muy conforme con los rendimientos de los jugadores que arrancan desde el banco de suplentes en la mayoría de los partidos.
"La entrada de (Gabriel) Deck fue genial: nos aportó puntos y rebotes; (Leonardo) Mainoldi está cumpliendo con lo que le pedimos", elogió el entrenador.
Hernández aclaró que ordenar una séptima formación distinta en igual cantidad de presentaciones "no es cábala" y se corresponde con el hecho de que "todo el mundo ingresa dentro de la rotación".
De cara al encuentro de mañana ante el local México, el técnico aseguró que "ya no hay rival fácil. Nosotros sabemos jugar de una sola forma que es ganar al adversario que tenemos enfrente, por el hecho de ser el de mañana", precisó.
"A esta altura tenemos que aprender a jugar más cansados para llegar de la mejor manera al cruce de semifinales que es un partido a todo o nada, donde no hay mañana", concluyó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia