En Finlandia se disputaron los Juegos Olímpicos de 1952, más precisamente en Helsinki, donde Argentina obtendría una única medalla de oro que fue ganada por el remo, con un triunfo en la prueba de doble par de remos sin timonel. Pasarían 52 años hasta que se termine la sequía (en Atenas 2004).
La participación de Argentina en esos Juegos Olímpicos fue la sexta actuación olímpica oficial organizada por el Comité Olímpico Argentino. La delegación presentó 123 deportistas, de los cuales solo 8 fueron mujeres.
El abanderado fue Delfo Cabrera, ganador de la maratón en los Juegos anteriores.
Eduardo Guerrero y Tranquilo Capozzo fueron los responsables de la única presea dorada nacional en esa competencia.
La dupla venció en la final a los equipos de la entonces URSS, Francia, Checoslovaquia y Uruguay. A su regreso de Helsinki los remeros fueron recibidos en la Casa Rosada por el presidente Perón y su esposa Eva Duarte..
Ambos eran singlistas, habiendo Capozzo llegado a las semifinales en los Juegos Olímpicos de Londres 1948. Habían comenzado a correr juntos solo seis carreras antes. Además sufrieron el percance debido a la ruptura del bote, pero el mismo fue finalmente reparado por la delegación soviética, a la que luego los argentinos vencieron en la final.
Luego, en 1956 arrancó un ciclo de bajo rendimiento de los deportes olímpicos que alcanzaría su punto más bajo entre 1976 y 1984, cuando Argentina no cosechó ninguna medalla.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia