La participación de Argentina en los Juegos Olímpicos de Londres 1948 fue la quinta actuación oficial organizada por el Comité Olímpico Argentino, y uno de los deportistas más destacados fue sin dudas el enorme Pascual Pérez, uno de los mejores boxeadores de peso mosca en la historia.
Con solo 22 años, ganó la décima medalla de oro para el olimpismo argentino y la sexta para su disciplina. Pérez hasta llegar a los JJOO no había combatido nunca fuera de Sudamérica y aunque sus antecedentes eran respetados, el favorito para ganar la medalla de oro en el peso mosca era el español Luis Martínez Zapata, campeón europeo.
Pascual enfrentó en combate inicial (1/16 de final) al filipino Ricardo Adolfo, venciéndolo por RSC (detención del combate por el referí) en el segundo asalto. En octavos de final enfrentó al sudafricano Desmond Williams, a quien también venció por RSC, en el tercer asalto. En cuartos de final venció por puntos al belga Alex Bollaert y en semifinales al checo Frantiüek Majdloch.
En la final, Pérez debió enfrentar al italiano Spartaco Bandinelli (28 años) y en una pelea pareja logró vencer y trepar a lo más alto del podio.
Nacido en Rodeo del Medio, Mendoza, el 4 de marzo de 1926, antes de haber logrado la medalla de oro en Londres y consagrarse como campeón mundial (1954-1960), como amateur realizó 125 combates.
Se hizo profesional en 1952, librando 92 combates (84 victorias, 7 derrotas y 1 empate), de los cuales ganó 57 por nocaut, récord que lo ubica en un selecto grupo de boxeadores que han obtenido más de 50 nocauts.
Los especialistas lo consideran el mejor peso mosca de la historia junto a Miguel Canto y Jimmy Wilde, mientras que en Argentina está al mismo nivel que Carlos Monzón (aunque en diferentes categorías).
Fue incluido en el Salón Internacional de la Fama del Boxeo en 1995. En el 2004, la Confederación Sudamericana de Boxeo lo declaró de oficio campeón sudamericano.
Falleció a los 50 años, el 22 de enero de 1977, en la provincia de Buenos Aires.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia