El boxeo es una de las disciplinas responsables de las grandes cosechas de medallas en los Juegos Olímpicos para la Argentina y Los Ángeles no fue la excepción.
El boxeador Santiago Alberto Lovell, con 20 años, fue el primero de los dos púgiles en ganar la presea dorada en esa competencia (y adjudicarse la sexta en la historia argentina) en la categoría peso pesado.
Lovell eliminó en primera ronda al finlandés Gunnar Bärlund y luego en semifinales al canadiense George Maughan, por nocaut técnico. La final se realizó el 13 de agosto, ante el italiano Luigi Rovati, venciéndolo por nocaut.
Nacido en Dock Sud el 23 de abril de 1912, como profesional fue campeón argentino y sudamericano, realizando 88 peleas, de las cuales ganó 76 (55 KO), en tanto fue derrotado 8 veces (2 KO), registró 3 empates.
Su primera pelea profesional fue contra Eduardo Primo el 20 de enero de 1934, casi dos años después de ser campeón olímpico, perdiendo por nocaut técnico. Su última pelea fue contra Archie Moore en el Luna Park de Buenos Aires, el 7 de julio de 1951.
Con 53 años y ya retirado del boxeo, Lovell falleció el 17 de marzo de 1966 aunque dejó la herencia del boxeo en sus dos hijos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia