Juventus luchó más de la cuenta para poder quebrar la resistencia de Empoli, uno de los últimos de la tabla de la Serie A de Italia, pero cuando lo logró, fue una aplanadora porque en cinco minutos le hizo tres goles, dos del implacable Gonzalo Higuaín y uno de Paulo Dybala, para sentenciar un 3-0 inapelable.
A los 64 minutos el cordobés recibió una pelota en el área y definió con un potente zurdazo para marcar el 1-0 de la Vecchia Signora que significó, además, su primer gol en la vigente Liga.
La apertura del marcador desató a la visita y a Higuaín, que hizo dos en tres minutos para convertirse en el máximo anotador del campeonato, con seis goles en siete partidos, uno más que el también argentino Mauro Icardi, del Inter de Milán, que a la tarde jugará el clásico con Roma.
Pipita hizo su primero a los 66 minutos y amplió la cuenta a los 69 para darle al resultado cifras de goleada pese a lo dificultoso que fue para los de Massimiliano Allegri doblegar la resistencia del Empoli.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia