Algunos disturbios se produjeron en General Güemes ente hinchas de Central Norte que se trasladaban a Palpalá para el ver el partido que el cuervo jugará desde las 17.30 ante Monterrico y donde el equipo salteño se juega la chance de clasificar a semifinales del Federal B. Los incidentes se produjeron en una estación de servicio de esa localidad entre dos facciones de la barra brava de Central Norte.
Aproximadamente 3 mil hinchas se trasladaron de nuestra ciudad hacia la localidad jujeña y esto obligó a la policía a preparar un operativo con 200 efectivos solo para custodiar el trayecto de los mismos en la ruta hasta llegar al estadio. En el escenario de juego habrá otros 300 policías jujeños para la seguridad antes, durante y después del partido.
Los hinchas de Central fueron requisados en Pampa Blanca, donde también compraron las entradas para el encuentro.

Después del partido
Los hinchas de Central Norte no fueron los únicos que hicieron incidentes, ya que luego del encuentro, gente de Palpalá apedreó un taxi en el que se trasladaban hinchas del cuervo. Por otro, lado hubo siete detenidos, todos hinchas de Central Norte.

¿Qué te pareció esta noticia?



Comentá esta noticia