Los detuvieron a tiempo. Cuatro hinchas de Central Norte viajaban a Rosario de la Frontera para presenciar el partido del cuervo frente a Progreso y, a la altura de Lumbreras, la Policía los detuvo en un control vial (hay que destacar que los hinchas cuervos no podían asistir al partido) y en la requisa descubrieron que transportaban un arma de fuego, calibre 22, con 8 proyectiles, un cuchillo de 40 centímetros aproximadamente, droga y pirotecnia.
arma.jpg
Según informó la Policía, quedarán detenidos hasta hoy, día en el que tendrán una audiencia y se los investigará por tenencia y portación ilegal de arma de fuego y tenencia simple de estupefaciente.
Este hecho es uno más de los tantos que involucran a la hinchada de Central Norte en la violencia que parece no tener fin y que crece cada vez más, hasta el punto de intentar llevar un arma de fuego a la cancha.
Según informó el comisario Rosado, quien estuvo a cargo del operativo de seguridad del partido entre el cuervo y Progreso, también se registraron más detenidos en el puesto de control de El Naranjo, el último antes de llegar a Rosario de la Frontera. "Detuvieron a algunas personas por portación de estupefacientes", comentó el comisario. A su vez, Rosado destacó que el operativo fue un éxito. "En el estadio y alrededores todo fue normal y no se registró ningún detenido por provocar disturbios o incidentes; los hinchas visitantes no llegaron al estadio, solo estuvieron los dirigentes, allegados y familiares de jugadores quienes fueron protegidos por un cordón policial", concluyó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia