Los rusos hicieron caso omiso a la advertencia que había hecho la UEFA en caso de que los aficionados volvieran a cometer disturbios ya que los incidentes no cesaron.
Embed

Otra vez los rusos fueron protagonistas de una pelea contra ingleses. Los hechos de violencia se produjeron en Lille, la próxima sede en la que los rusos enfrentarán a Eslovenia y a tan sólo 40 kilómetros del escenario donde Inglaterra se medirá con Gales.
Rusos e ingleses.jpg
AFP
AFP

Los fanáticos británicos se instalaron en esta ciudad a la espera del partido del jueves, y cuando los rusos arribaron se produjo la pelea, en la que volaron sillas para todos lados. La policía intervino rápidamente en el hecho y se llevó a un británico detenido. Qué hará la UEFA ahora. A esperar.
Embed

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia