El argentino Federico Grabich tuvo una performance espectacular en la final de 100 metros libres del Mundial de Natación de Kazán (Rusia) logrando el tercer puesto y consiguiendo la medalla de bronce. Grabich hizo un tiempo de 48'12 (una décima por encima de su mejor tiempo) y sólo terminó por detrás del chino Ning Zetao (Oro) y el australiano Camerno McEvoy (Plata).
El santafesino, de 25 años, es el primer argentino en alcanzar este logro en esa especialidad en un Mundial.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia