Jeremías González Ferioli, ingresó en la historia del Dakar en 2014 como el más joven en correr el rally, pero este novel piloto cordobés de cuatriciclos, de sólo 19 años, rompió su propia marca ganando en la edición 2015 primero una etapa y finalmente llegando al podio de la categoría con un brillante segundo puesto.
"Empecé con el cuatriciclo a los 10 años. Mi papá quería un juguete para él y se apareció en casa con el cuatri, con la excusa de que me lo compraba a mí. Pero enseguida le empecé a prestar atención, a los 15 ya estaba corriendo y en 2014 ya estaba corriendo el primer Dakar", recordó el piloto.
El papá de Jeremías empezó a correr en cuatris en 2009, en el campeonato argentino de cross country, y él lo acompañaba, hasta que empezó a correr en 2010, "de menor a mayor", como le gusta decir.
"El año pasado fui el más joven y ahora el más joven de la historia en ganar una etapa. Significa que algo estamos haciendo bien", dijo Jeremías después de ganar la terrible jornada que unió el salar de Uyuni, en Bolivia, con Iquique, en el norte de Chile, superando lluvia, granizo y nieve, a temperaturas bajísimas.
Ese día, con los ojos aún muy irritados por la sal que se le había filtrado porque sus antiparras se habían roto en la ida hacia el salar, Jeremías relató su pequeño calvario con mucho humor y reveló incluso que ignoraba en qué posición había terminado la carrera hasta que se lo comunicaron al cruzar la meta.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia