Dos pilotos de escuderías equipadas con motores Mercedes, Nico Hülkenberg (Force India), con la pista resbaladiza, y Felipe Massa (Williams), bajo la lluvia, lograron ayer los mejores tiempos en las dos primeras sesiones de entrenamientos del Gran Premio de Rusia.
Con neumáticos blandos y una mejor vuelta en 1 minuto, 44 segundos y 355 milésimas, el alemán Hülkenberg aventajó a sus dos ilustres compatriotas; Nico Rosberg (Mercedes), segundo a dos décimas, y Sebastian Vettel (Ferrari), tercero.
La pista, de 5,848 km, está ubicada en el Parque Olímpico de los últimos Juegos de Invierno (2014). Tuvo que ser regada y barrida en su segunda mitad por una fuga de combustible procedente de una máquina de limpieza que trabajó por la noche.
De esta forma la primera sesión comenzó con 30 minutos de retraso. En principio los pilotos optaron por neumáticos intermedios o incluso de lluvia, debido al agua acumulada por la limpieza de la pista. Entre las curvas 6 y 10 el trazado estaba muy deslizante.
Lewis Hamilton, el líder del campeonato con 48 puntos de ventaja sobre Rosberg, intentó superar al trío alemán, pero perdió el control de su Mercedes W06 Híbrido y se tuvo que contentar con el séptimo crono.
La segunda sesión se disputó bajo la lluvia y con muy pocos espectadores, que asistieron a un pobre espectáculo: 14 pilotos (de 20) salieron de sus garajes y sólo 8 completaron una vuelta.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia