Quienes conocen al técnico argentino Daniel Hourcade saben que está en todos los detalles, no solo los del equipo, sino también que tiene un excelente trato con los medios de prensa. Pero ayer fue tanta su emoción, tras la histórica victoria, que al ser abordado por Alentandooo en el campo de juego se excusó: "Dejame saludar a los jugadores".
A uno por uno, mientras los integrantes del plantel encaraban hacia la tribuna popular norte del estadio Martearena, el entrenador tucumano los recibía con un abrazo. Finalmente, antes de ingresar al vestuario y brindar la conferencia de prensa habitual, nuevamente se topó con el equipo periodístico de este matutino y ahí sí, con desahogo incluido, contó sus sensaciones y se mostró, una vez más, orgulloso de su equipo.
"Estamos muy contentos, felices por el partido que hicimos. Creo que tuvimos un gran primer tiempo donde dominamos y fuimos muy superiores a Sudáfrica", dijo y agregó que el 13 a 3 final de la primera etapa fue mentiroso: "La verdad que no se reflejó ese dominio en el resultado, porque en el tanteador marcó una diferencia de 10 puntos que no era cierta y ellos (por los Springboks), obviamente, tenían que corregir en la segunda etapa". El DT dijo que si bien los sudafricanos ajustaron detalles, aunque "por momentos", aseguró que rápidamente "nosotros volvimos a ponernos en partido".
En un pasaje del duelo hubo lesiones increíbles de jugadores considerados la columna vertebral del equipo como Tomás Lavanini, Juan Martín Hernández y Nicolás Sánchez, más los cambios de Juan Manuel Leguizamón y el capitán Agustín Creevy. Por eso, Hourcade catalogó a ese pasaje como un momento "raro" del juego.
"Después pasaron tantas cosas, tantas lesiones que tuvimos que cambiar cuatro backs. Terminamos jugando con Ramiro Herrera de segunda línea, con 'Marta' (Martín Landajo) de apertura y Javier Ortega Desio en los backs. La verdad, fue increíble y ahí tiene que aflorar el corazón obviamente, afloró y lo supimos sacar adelante".
Con pocos referentes y muchos jóvenes, Los Pumas tuvieron que jugar con el cuchillo entre los dientes y con un gran carácter, el entrenador se refirió al presente y futuro de quienes ingresaron en la segunda etapa y supieron manejar el encuentro.
"Hay mucho futuro, pero también un gran presente con lo que se está haciendo con la franquicia. A veces es injusto criticar, porque lo de la franquicia es un aprendizaje de muchos jugadores nuevos que después tienen que definir un partido".
"Entran los pilares que les toca ingresar y ganan los scrums que tenían que ganar, la verdad, mucho tiene que ver la franquicia", reiteró.
Para él esta victoria, obviamente, tiene otro condimento especial y es haberse gestado en el norte: "Estuvo lleno de tucumanos, muchísimos salteños amigos y nos llena de alegría jugar acá, en Argentina".
Por último, se refirió al hecho de haber repetido el equipo por primera vez desde que llegó y contó que eso se debió porque "ahora hay más recambio en la franquicia que en Los Pumas".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia