El entrenador de Los Pumas, Daniel Hourcade, reconoció hoy la superioridad de Australia pero avisó que sus jugadores son "capaces de ganarle" la semifinal del Mundial de rugby Inglaterra 2015, que se jugará el domingo próximo en el estadio de Twickenham, en Londres.
El tucumano calificó a los Wallabies como "un equipo fantástico", lo consideró "una de las potencias del mundo", aunque confió en el "plus" de los jugadores argentinos, capaces de "sacar fuerzas de donde no las hay para realizar partidos memorables".
"Nosotros ya demostramos que somos capaces de ganarles pero también somos conscientes de que todavía no estamos a la altura de ellos, vamos en camino, aunque todavía nos falta", analizó el 'coach' argentino en una entrevista con radio Vorterix.
En el historial general, Australia domina ampliamente con 18 victorias, cinco derrotas y un empate en 24 partidos; mientras que también cuenta a su favor los dos antecedentes registrados por Copa del Mundo: 32-19 en Llanelli (Gales) en 1991 y 24-8 en Sydney en 2003, ambas por fase de grupos.
"Cada partido es diferente. En el primer juego de este Mundial ante Fiji no tuvieron un buen desempeño, de hecho no lograron el punto bonus (se debe marcar un mínimo de cuatro tries) y ganaron por una diferencia exigua pero a la semana siguiente, jugaron con Inglaterra e hicieron un partido tremendo, de los mejores que vi en el torneo. Australia es un equipo fantástico, de los mejores del mundo", elogió.
El seleccionado argentino llegó por segunda vez en la historia a la semifinal de un Mundial de rugby luego del hito logrado en Francia 2007 cuando perdió con los Springboks de Sudáfrica 37-13 en París y después atrapó el tercer puesto con su victoria ante el equipo local (34-10).
Al momento de explicar el presente de Los Pumas, Hourcade aclaró que "no fue casualidad" y lo atribuyó genéricamente a un "proyecto desarrollado por la Unión de Rugby Argentina (UAR)" y puntualmente "al juego que están desarrollando" en Inglaterra.
"Antes eran los jugadores los que se iban a Europa para jugar en equipos profesionales, ellos mejoraban su nivel individualmente y después, cuando se juntaban, elevaban el nivel del seleccionado. En cambio desde 2009 hay un proyecto de la UAR con un plan de alto rendimiento que también incluye a los jugadores que actúan en Argentina", comparó.
"Primero empezamos a tener una competencia de nivel intermedio -abundó- y más tarde de primer nivel con la incorporación al Rugby Championship. Así fuimos avanzando y llegamos a este momento, tal vez un poquito antes de lo esperado pero todo es consecuencia de un proyecto y un trabajo".
Por esa razón, el ex DT de Los Pampas XV evitó hablar de "sorpresa" y sí dijo que lo inesperado en el Mundial actual fue la eliminación de Inglaterra en la fase de grupos, algo inédito para un seleccionado anfitrión en la historia de la competencia.
"Este es un país donde el rugby se vive con mucha intensidad, lo practica mucha gente, es un deporte muy importante. Sin dudas que la eliminación de Inglaterra fue una desilusión para un país que organiza el torneo y es potencia a nivel mundial. Igualmente acá todo se vive con alegría. Ayer había más de 50 mil irlandeses en el estadio y cuando terminó el partido aplaudían como si hubieran ganado", comentó.
Sobre la victoria ante Irlanda en Gales, en el partido correspondiente a los cuartos de final, Hourcade subrayó la importancia de contar con "un banco con recambio" para levantar el nivel del XV en el tramo final del partido.
"Antes sufríamos mucho los últimos minutos de cada partido por falta de resto físico pero ahora, desde que cambiamos la metodología de entrenamiento, estamos más habituados a jugar en alto nivel hasta el final", destacó.
Por último, el entrenador argentino adelantó que sus jugadores "en general están todos bien" para enfrentar el domingo próximo a Australia desde las 12 de Argentina, aunque sembró dudas sobre el estado del capitán, Agustín Creevy, que fue reemplazado el último partido por una lesión muscular. "Esperemos que no sea nada grave", deseó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia