El Comité Ejecutivo de la AFA aprobará hoy, en su última reunión del año, la forma en que se disputará el torneo de transición de Primera División que se desarrollará entre febrero y mayo. Este certamen estará dividido en dos zonas de 15 clubes cada una, a desarrollarse en una sola rueda y con la disputa de una jornada de clásicos interzonal; los primeros de cada grupo jugarán una final a partido único y de allí saldrá el campeón.
Habrá un solo descenso, para lo cual se tomará en cuenta a partir de la tabla de promedios con los puntos alcanzados en la temporada 2013/14, el campeonato del segundo semestre del 2014 y los campeonatos de 2015 y 2016.
Clasificarán a la Copa Libertadores cuatro de los cinco clubes argentinos: el campeón y el segundo del torneo, y los dos segundos que clasifiquen de cada zona; el quinto será el ganador de la Copa Argentina.

Las parejas de clásicos o partidos interzonales se disputarán de ida y vuelta y serán
Boca-River; Independiente-Racing, San Lorenzo-Huracán; Estudiantes-Gimnasia; Colón -Unión; Rosario Central-Newell's; Banfield-Lanús; Quilmes-Temperley; San Martín de San Juan-Godoy Cruz; Arsenal-Defensa y Justicia; Vélez-Argentinos; Tigre-Sarmiento; Aldosivi-Olimpo; Rafaela-Patronato y Belgrano-Atlético Tucumán.

  • La B Nacional
Por su parte, el certamen de Primera B Nacional se jugará en una sola rueda con 22 clubes que jugarán todos contra todos y que se iniciará en la última semana de enero del 2016, con un ascenso y un descenso.
El campeonato de Primera B Metropolitana dará comienzo la primer semana de febrero de la temporada próxima, en la participarán 20 equipos que se medirán entre sí con un ascenso y un descenso.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia