Fue catalogado como el mejor jugador del fútbol en 1994. Fue el mismo año en que brilló en la Copa del Mundo de los Estados Unidos y en que deslumbraba al planeta con su técnica en el Barcelona. Pero esta vez protectores de animales y usuarios de las redes sociales se indignaron al ver a Hristo Stoichkov posando junto al cuerpo de animales muertos durante un safari en África.
La explicación dada por la leyenda del fútbol mundial fue no menos indignante: "Las reservas son una contribución vital para el bienestar de la gente", señaló cuando se le reprochó esa actividad. "No debo ninguna explicación a nadie por mi hobby", añadió.
A los 50 años, Stoichkov viajó a Sudáfrica para realizar una cacería que recorrió el mundo. Y eligió fotografiarse al lado de antílopes, cebras, linces, búfalos y jirafas. Incluso, para el búlgaro se trató de un viaje familiar. En las imágenes puede vérselo junto con su esposa Mariana, ambos sonrientes al lado de los 'trofeos'.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia