Con un bonito gol del punta Adam Szalai (62) tras una doble pared con Laszlo Kleinheisler y una definición picante de Zoltan Stieber (87), Hungría logró una gran victoria 2-0 ante Austria, en Burdeos, por la primera jornada del grupo F de la Eurocopa 2016.
El conjunto austríaco, que en los papeles se presentaba como favorito, terminó con diez hombres por expulsión del central Aleksandar Dragovic por doble amarilla (66), limitando las posibilidades de reacción de Austria en el choque número 138 entre estas dos potencias del pasado.
Con esta victoria, Hungría queda provisoriamente en el primer puesto de la llave F, ya que Portugal de Cristiano Ronaldo solo empató con la modesta Islandia. Los austríacos de Marcel Koller deberá levantar cabeza justamente contra los lusos, mientras los húngaros podrán abrochar su boleto a octavos con una victoria frente a los islandeses, el próximo sábado.
Hungría no disputaba una Eurocopa desde su cuarto puesto en Bélgica 1972 y regresó con gloria, recordando aquellas páginas que escribieron alguna vez Puskas, Czibor o Kocsis en los cincuenta, aunque esta vez con mucho menos brillo. Los hombres dirigidos por el técnico alemán Bernd Storck se pusieron el overol y trabajaron cada pelota para cerrar espacios y esperar el momento para dar el golpe, que llegó con esa joyita del gigante Szalai que les abrió el duelo. Antes, tuvo que sufrir.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia