Huracán sumó hoy su quinta victoria seguida en el torneo de Primera División tras vencer como local por 2 a 0 a Aldosivi y se puso a tiro del puntero Lanús, cuando aún tiene un cotejo pendiente, al cabo de un aceptable partido que estaba pendiente de la tercera fecha de la Zona 2. Alejandro Romero Gamarra inauguró el marcador a los 6 minutos de la primera parte, mientras que Ramón "Wanchope" Ábila estableció las cifras definitivas al score a los 30 del mismo período. Huracán terminó con un hombre menos por la expulsión de Hugo Nervo a los 40 minutos de la segunda etapa. Este cotejo había sido suspendido por el accidente que sufrió el plantel "quemero" en Venezuela cuando regresaba al país tras lograr el pase a la fase de grupos de la Copa Libertadores de América frente a Caracas. El "Globo" quedó junto a Estudiantes como escolta de Lanús, a tres puntos, pero si llega a derrotar este lunes a Argentinos Juniors en La Paternal, en el último de los cotejos que el equipo de Parque Patricios tiene pendiente, alcanzará al "Granate" en la cima de la Zona 2. El dueño de casa fue muy superior a su adversario durante todo el cotejo, especialmente en la primera parte ya que en el complemento intentó regular energías favorecido por la impotencia de Aldosivi. La demora de quince minutos que sufrió el partido por el retraso de la delegación marplatense en llegar al estadio, pareció sumir a los muchachos de Quiroz en un pronunciado letargo. Desde el mismo inicio del cotejo Huracán se mostró en mejor forma y mientras recién se acomodaban en el terreno de juego el "Globito" ya pudo sacar provecho de su arrollador comienzo después que Romero Gamarra derrotara a Campodónico con un furibundo remate tras una lucida maniobra de conjunto. Lejos de reaccionar la formación portuaria siguió careciendo de volumen de juego ya que si bien se adelantó unos metros en pos del empate se desguarneció algo en defensa, zona de la cancha que no había ofrecido demasiadas seguridades aun con el marcador cerrado. Los buenos trabajos de Bogado y Montenegro en la mitad de la cancha, la solvencia de una inexpugnable línea defensiva donde sobresalió el tenaz Mancinelli en las coberturas, la eterna peligrosidad de Ábila y una excelente labor de conjunto, resultaron una vara extremadamente alta para un "Tiburón" sin vuelo. El equipo visitante no pudo evitar una segunda conquista en su contra tras un remate desde fuera del área del dinámico San Román que el golero visitante no alcanzó a rechazar del todo provocando un rebote que el insaciable "Wanchope" se encargó de convertir en gol tras un solitario cabezazo. El desorientado "Teté" intentó en el entretiempo aplicarle un revulsivo a su propuesta pero se encontró con un adversario que le bajó una marcha a su búsqueda intentando dosificar energías en virtud de la serie interminable de partidos que se le avecinan. Pese a ello el dueño de casa siguió siendo el dominador del desarrollo ante un rival que recién sobre el final y tras algunos aportes individuales de Llama, estuvo algo más cerca del descuento. La tendencia del partido nunca dio la sensación de apartarse del buen juego que el local le adosó a su propuesta desde el mismo momento que el acertado Darío Herrera comenzó el encuentro aunque el aceptable complemento del elenco de Domínguez contrasta palmariamente con la lujosa primera mitad, en la que brindó una verdaderamente exhibición futbolística que mantiene en éxtasis a su ilusionada parcialidad. Solo el devenir del campeonato, con los enfrentamientos ante rivales de mayor predicamento que el inexpresivo Aldosivi, será capaz de demostrar si dicha esperanza de lograr el segundo torneo en el profesionalismo tiene fundamentos sólidos.
Embed
Embed

¿Qué te pareció esta noticia?



Comentá esta noticia