Embed
Con momentos donde fue dominado pero otros donde fue dominador, Huracán igualó esta noche 0 a 0 frente a Atlético Nacional en el estadio Tomás Adolfo Ducó y deberá buscar la clasificación a cuartos de final en el partido de vuelta que se disputará en Medellín.

    Embed
    El globo dejó una buena impresión en la primera parte, aunque fue superado en la segunda etapa del partido de ida de octavos de final de la Copa Libertadores de América, disputado en el estado Tomás Adolfo Ducó. Con este resultado, una victoria o un empate convirtiendo algún tanto de visitante, le dará el boleto el miércoles a la próxima instancia al conjunto dirigido por Eduardo Domínguez.

    Embed
    El globo intentó ser protagonista ante el que había sido el mejor de la fase de grupos y, si bien por momentos alternó el dominio, fue más profundo y contó con alguna chance para marcar. Sin descuidarse atrás ante un rival de jerarquía, Huracán intentó ser protagonista del juego en el primer tiempo. Durante gran parte de la etapa, el "Globo" manejó el balón y el rival, acostumbrado a tenerlo en su poder, se sintió incómodo. Huracán no brilló, es cierto, pero tuvo el empuje de Matías Fritzler como uno de sus motores a la hora de presionar y forzar errores y pinceladas -aisladas- de Montenegro, además del peso de Wanchope Ábila. Nacional estuvo ordenado en defensa y tan sólo en un par de ocasiones permitió que su arquero Armani fuera exigido. En ofensiva, sólo Orlando Berrío encontró comodidad para ganarle el mano a mano a Balbi, aunque el resto de sus compañeros no lo acompañaron. En el complemento, Nacional logró recuperar la pelota y, a diferencia de lo que venía ocurriendo, fue el encargado de llevar el peso de las acciones. A partir de una muy buena labor de Sebastián Pérez para recuperar y abandonar su posición de mediocampista central para ser un creador más, el conjunto colombiano se plantó en campo del local. A él se le sumaron la lucidez de Alejandro Guerra para manejar los tiempos y meter algún pase profundo y los desbordes de Berrío, que tuvo la más clara en un mano a mano que le tapó Díaz. Huracán lució cansado por momentos y nunca pudo cortar los circuitos del adversario, por lo que terminó por refugiarse cerca de su área y achicar espacios hacia atrás sin tener chances de contraatacar. En ese sentido, Fritzler fue clave a la hora de la marca y también tuvieron una buena noche los centrales Nervo y Mancinelli. Así como el "Globo" en la primera etapa controló las acciones pero eso no se tradujo en una gran cantidad de situaciones, a Nacional le pasó algo parecido. De hecho, Huracán no tuvo chances a excepción de un remate de Mancinelli que tapó Armani sobre la hora, por lo que la serie quedó definitivamente abierta.

    ¿Qué te pareció esta noticia?

    

    Comentá esta noticia