Huracán nunca le pudo encontrarle la vuelta a un rival que se defendió muy bien e igualó sin goles ante Independiente Santa Fe de Colombia, en el estadio Tomás Adolfo Ducó, en el partido de ida de la final de la Copa Sudamericana.
El equipo colombiano le hizo un muy buen planteo al local, jugó mejor en la primera etapa y si bien en la segunda el globo levantó algo el nivel, le costó llegar con claridad al arco defendido por Zapata.
Más allá de eso, Huracán tuvo varias chances de abrir el marcador, en especial en el segundo tiempo y en los pies de irrenunciable Ramón Ábila, quien no pudo satisfacer a los 25 mil hinchas que asistieron a la primera final internacional del Globo. Luis Seijas fue el conductor del mejor momento de Santa Fe y entre sus aciertos estuvo un centro perfecto que derivó en un cabezazo de Daniel Angulo que estrelló la pelota en el travesaño durante la etapa inicial.

Embed

Independiente no tuvo la profundidad de la primera etapa, pero muy pocas veces disminuyó la intensidad defensiva y por eso se terminó llevando un resultado que, a priori, es bueno para los cafeteros.
No obstante, Huracán demostró a lo largo de la Copa Sudamericana que cuando juega de visitante se siente cómodo y ahora el rival tendrá la responsabilidad de hacerse cargo de la iniciativa.
La revancha se jugará el próximo miércoles en Bogotá y cabe destacar que en esta instancia el gol de visitante no corre como ventaja.

Embed

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia