Huracán clasificó por primera vez en sus 107 años de historia a una final de un torneo continental luego de eliminar en la semifinal al campeón defensor de la Copa Sudamericana, River Plate, con un resultado global de 3-2.
Luego de un sufrido empate 2-2 en el estadio Tomás Adolfo Ducó, el Globo capitalizó el triunfo por 1-0 de la ida disputada en el estadio Monumental jugada el pasado 5 de noviembre.
El equipo dirigido por Eduardo Domínguez disputará la serie definitiva con Independiente Santa Fe, de Colombia, primero en el estadio Tomás Adolfo Ducó, el próximo miércoles 2, y luego viajará a Bogotá en busca del primer título internacional.
El hincha del ‘Globo’ no se quiere despertar del sueño que vive desde hace exactamente un año cuando un 26 de noviembre de 2014 se consagró campeón de la Copa Argentina en San Juan tras derrotar a Rosario Central en la tanda de penales con Marcos Díaz como héroe y con el DT Domínguez todavía como defensor y capitán del equipo que diriría Néstor Apuzzo.
Este título cortó una sequía de largos 41 años ya que la ùltima alegría había sido el histórico y recordado título del Metropolitano de 1973 de la mano de César Luis Menotti y de un equipo que quedó en la retina de propios y extraños.
Para cerrar ese 2014 inolvidable el pueblo quemero festejó por duplicado ya que un mes después concretó su regreso a la máxima categoría luego de penar cuatro años en el torneo de la primera B Nacional.
Junto con la Copa Argentina llegó la clasificación a la Copa Libertadores de América y la posibilidad de disputar la Supercopa Argentina ante el campeón local River Plate.


  • Mirá el gol de Toranzo para el 1 a 0 de Huracán
Embed

  • Mirá el gol de Wanchope Ábila para el 2 a 0 de Huracán
Embed

  • Mirá el gol de Mora para el 1-2 de River
Embed

  • Mirá el gol de Mora para 2 a 2 de River
Embed

El primer cruce con el equipo de Marcelo Gallardo fue en abril de este año y nuevamente la provincia de San Juan fue testigo de un logro histórico para Huracán, ya que con un gol del chileno Edson Puch ganó por 1-0 y levantó una nueva copa.
La eliminación en la fase de grupos en la Libertadores fue algo más que un trago amargo, ya que el equipo descuidó el torneo local y poco a poco fue cayendo a lo más bajo de la tabla de promedios.
Para el segundo semestre la atención se centró en el extenso torneo doméstico pero Apuzzo no le encontró la vuelta y dejó el cargo que terminó en manos de Domínguez, defensor y capitán.
Con el yerno de Carlos Bianchi en el banco de suplentes se produjo un cambio rotundo. El equipo sacó puntos importantes en el torneo y a la vez fue avanzando en la Copa Sudamericana.
En el camino pasaron Tigre, Sport, de Brasil, Defensor Sporting, de Uruguay, hasta volver a chocar con el River del Muñeco, defensor del título y ganador de la Copa Libertadores, con el que antes hubo un empate 1-1 en el Monumental por el torneo para extender la buena racha.
Aún con la soga al cuello por no tener asegurada la permanencia en primera división, el Globo fue a Núñez y escribió un nuevo capítulo de esta nueva historia, ya que con el gol de Cristian Espinoza consiguió la victoria por 1-0 que le dio aire para encarar la revancha en casa.
Unos días después logró el punto que le permitió seguir en la máxima categoría con un empate ante Belgrano y se dedicó a recorrer las interminables tres semanas para el partido de vuelta ante el ‘millonario’.
Y finalmente llegó y con más de 35 mil personas de testigo, Huracán, con los goles de Patricio Toranzo y el goleador Ramón Abila, empató con River y dio un paso más hacia la gloria. Por más que falten dos partidos no despierten al hincha del ‘Globo’, déjenlo soñar.


Embed

Embed

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia