El presente futbolístico de Gimnasia y Tiro preocupa, tras la dura derrota de visitante a manos de San Lorenzo de Alem y en la antesala de dos finales en casa por la clasificación con los dos mejores equipos de la zona: Unión Aconquija y Juventud Antoniana.
Tras el cuarto traspié al hilo fuera del Gigante del Norte que pone en vilo la clasificación, con los temores latentes de un nuevo fracaso, luego del lavado de cabeza del DT José María Bianco a los jugadores y los cambios masivos que se vienen en el equipo, Juan Carlos Ibire, titular de la subcomisión de fútbol, se refirió en diálogo de Alentandooo a las posibilidades del albo.
Ibire admitió estar preocupado, desmintió que el Chaucha haya presentado la renuncia y reafirmó la intención de defender la localía.
"El lunes llamamos a la reunión habitual al cuerpo técnico. Todos estamos preocupados de la misma manera, porque se acortan los plazos. Más allá de esta dualidad de ganar de visitante y perder de local, nos preocupa el rendimiento incluso antes de la derrota con Juventud", reconoció.
"No cosechamos ningún punto afuera, vimos un rendimiento muy flojo, con muchos goles en contra. Eso nos preocupa y nos parece extraño. Es difícil hacer un diagnóstico. De local no somos la maravilla, pero ganamos con autoridad y no entendemos cómo se puede cambiar tanto. Los primeros 30 minutos siempre son fatales. Hay más errores propios, y muy groseros, que méritos del rival", aseguró Ibire.
"Tenemos jugadores con mucha categoría y partidos encima. Nosotros como dirigentes estamos permanentemente, les preguntamos en qué podemos ayudar, tratamos de mantener los sueldos al día. Pero los que entran a la cancha son ellos", expresó el directivo.
A renglón seguido, el dirigente del fútbol albo se esperanzó: "Esperemos que podamos encontrar el rumbo, necesitamos ganar sí o sí, no podemos dejar escapar un punto en los dos partidos de local y de visitante al menos tres puntos tenemos que sumar. A veces la adversidad te hace más fuerte, te une, te predispone al máximo, te hace estar más concentrado. Eso sucedió el año pasado con un equipo que, en apariencia, era más limitado que este.
Los jugadores lo entendieron, aceptaron esa limitación, pero tenían una gran concentración, una fuerza interior y una unión. A cada pelota parada se la trabajaba con concentración y ese era el fuerte. Ese tiene que ser el espejo de este grupo: estar unidos, jugar con los dientes apretados. Si no clasificamos nos perjudicamos todos: jugadores, dirigentes, hinchas. Será estar un buen tiempo parado. No perdemos la confianza y esperamos que esto cambie en un corto tiempo", anheló el directivo.
En cuanto a la continuidad de Bianco y su fortaleza, Ibire también tuvo sus palabras: "Cualquier técnico en esta situación, más allá de los pergaminos y de estar altamente capacitado, no creo que esté tranquilo: siente, le duele y le preocupa como a cualquiera de nosotros. Pero Bianco tiene la capacidad para sobreponerse", insistió Ibire al resaltar el espíritu del entrenador.

</SUBTITULO>El clásico con Juventud

Con respecto al clásico que se viene con Juventud, el próximo miércoles 13 de abril, Ibire ratificó que defenderán la localía en el Gigante del Norte. "Volveremos a hacer las gestiones con los argumentos que tenemos para jugar en nuestra cancha con hinchas visitantes. Cuando armás el presupuesto incluís el clásico, es fundamental. Esperemos tener una respuesta positiva de la Policía. Pero a estas alturas lo deportivo pesa más que lo económico, necesitamos clasificar y en nuestra cancha demostramos sentirnos cómodos", expresó el dirigente.
Por último, Ibire confirmó que hubo una sanción económica para Elías Bazzi tras el faltazo del pasado fin de semana, cuando viajó a Córdoba sin permiso.
"El miércoles en CD se resolvió aplicarle una sanción económica, no deportiva", aseguró el dirigente.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia