El sueco suele ser bastante egocéntrico cuando le toca hablar de sí mismo, pero también en la cancha muestra acciones que lo justifican. Y para mostrarlo, el nórdico no tuvo mejor ocurrencia que anotar el 1 a 0 ante Saint Etienne por los Cuartos de Final de la Copa de la Liga con el pecho, aún teniendo la chance de cabecear. Sin embargo, la improvisación finalizó en gol y así el PSG se metió en las Semifinales

Zlatan Ibrahimovic es el delantero del París Saint Germain que cae simpático por su excesivo egocentrismo. El sueco es un estupendo jugador, aunque a veces declara de manera muy graciosa cuando se refiere a sí mismo. Sin embargo, no se queda en palabras cuando tiene que demostrarlo en la cancha y en la Copa de la Liga lo dejó claro.

El PSG se impuso por 1 a 0 ante el Saint Etienne con el gol del nórdico, quien definió con el pecho un centro desde la derecha. Así, en vez de utilizar la cabeza, el sueco se dio el lujo de improvisar y convertir para darle la clasificación a su equipo en la siguiente instancia de la competencia. De esta manera, Zlatan fue clave en un partido en el que no estuvieron ni Ezequiel Lavezzi ni Edinson Cavani, ambos castigados por haber llegado tarde. Sí estuvo Javier Pastore.

¿Qué te pareció esta noticia?



Comentá esta noticia